El Metano

Hola Compañeros:lng_logo_china-svg

Hoy voy a hacer una entrada diferente, algo que puede que no nos planteemos, de hecho yo ni me lo había planteado, pero que tiene su importancia. Hasta mi reciente cambio de empleo la actividad de la empresa que me pagaba dependía del consumo de gases derivados del petróleo como butano o propano. Hay muchos más, muy poco conocidos, pero que dejan cantidades ingentes de dinero a las empresas. El caso es que yo podía decir que mi trabajo estaba en función (y no era demasiado directa) del petróleo. Yo estaba en un sector muy defensivo, ya que gases muy raros como etileno, etanol, propileno, óxidos raros, o incluso el amoniaco, hacían de colchón para el sector en el que yo me movía y podía decir que los precios del petróleo nos afectaban pero no era una cosa directa. Cuando el petróleo estaba caro la empresa se hinchaba a ganar dinero, pero cuando bajaba aguantaba mucho mejor que otras empresas más relacionadas con productos más comunes.

Con mi cambio laboral, ahora dependo del consumo (no tanto de los precios) del gas natural. Todo indica que es un sector que tirará mucho para arriba, pero esto nunca se sabe y cosas más raras hemos visto a lo largo de la historia. Recuerdo sin irme muy lejos a los CD, DVD y Blu-ray; se iban a comer el mundo y llegaron las memorias USB y se los comieron a ellos. Esta semana he leído en internet un artículo muy interesante sobre la fotosíntesis artificial, y si es cierto lo que cuentan y se logra desarrollar, es directamente la muerte del gas natural.

Antes de nada hoy quiero hablar un poco del gas natural porque hay muchas personas que desconocen los muchos problemas que plantea y que no son fácilmente solucionables, sencillamente porque es imposible. El gas natural (mejor dicho, metano) es un gas que se está poniendo de moda últimamente ya que resulta menos contaminante. Las razones son muchas, pero principalmente podemos decir que debido a las cadenas de hidrocarburos combustiona mucho mejor y además está ausente de azufre, gran problema actualmente en muchas partes del mundo.

Estas dos ventajas que vemos tienen un claro foco económico. Los lugares donde se usan están mejor ambientalmente y además y muy importante, se producen un menor desgaste de todos los elementos en los que se produce la combustión.

Hasta aquí todo está muy bonito y todo parece estupendo, pero llegamos a los inconvenientes, que no son pocos.

Uno de los más importantes es su transporte. Su homólogo el petróleo se mete en un barco que no es, salvando las distancias, más que un cajón con cuatro tuberías y un motor que empuja, se lleva a refinería, y de ahí a la gasolinera. La clave está en que no hemos tenido que tener tanques especialmente caros o raros, ni temperaturas bajas o altas ni presiones raras. Hemos de tener en cuenta que se transporta en atmósfera inerte, pero son cosas relativamente baratas y sencillas. Para el caso del gas natural podemos mandarlo por tubería, pero claro, ocupa mucho. Para ser finos, un litro de metano pesa sobre 0,45 kg, en estado líquido. Pero si lo hacemos gas ocupa sobre 600 litros de espacio. Es decir, que para yung-an-lngbombear 1 kg de metano necesitamos bombear más de 1200 litros de gas, como podéis ver, no es tan fácil ni sencillo trabajar este combustible y lo que es muy importante y se está olvidando, no es barato trabajar con el metano.

Como consecuencia de esto, lo que en gran parte se hace para su transporte es licuarlo, meterlo en un barco LNG, transportarlo y luego regasificarlo para mandarlo ya a la red que todos tenemos en casa. El problema radica en la cantidad ingente de energía que es necesaria para bajar este gas a la temperatura necesaria para que se licue, que son -162ºC. La planta que necesitamos es tremenda. Sobre esto no he conseguido muchos datos, pero os puedo asegurar que es una instalación enorme, que consume energía a montones, que requiere un mantenimiento y medidas de seguridad nada despreciables y que no sirve para nada más. Es decir, todo lo que me pone los pelos de punta en una inversión.

Una vez lo tenemos en estado líquido tenemos un problema gordo, el gas se calienta. Con lo cual hasta que esperamos a cargarlo en un barco hay que estar enfriándolo y esto desde luego no es barato (también podemos quemarlo en esas fantásticas antorchas que vemos en las refinerías, pero como que no es muy económico). Con lo cual aquí ya tenemos una diferencia importante. Si tenemos un tanque con 1 millón de toneladas de petróleo y el mismo con metano, el primero no nos cuesta un duro esperar mientras llega el barco o los precios suben y en el segundo nos cuesta dinero todos los días y ocupa casi el triple. Mucho cuidado que los retrasos y el mercado nos pueden gastar muy malas pasadas en el negocio del metano.

Pasados todos estos problemas ya lo tendríamos en un barco que lo transportara hasta destino, pero, ¿cuesta lo mismo transportar el crudo, la gasolina o el LNG? Pues para hacernos una idea, un barco que transporte gas natural cuesta sobre 6 veces más que un petrolero para cantidades iguales. Puede parecer una exageración pero es lo que hay por la complejidad de los tanques y las tublng-jpgerías, son caros no, carísimos. Y la tripulación cobra de media como un 30% más debido a las exigencias. Sin embargo la efectividad del barco es buena, en ese sentido no tiene nada que envidiar a otros.

Una vez el barco descarga, lo almacenaremos en líquido (y si no se vende hay que seguir enfriando y esto nos sigue costando muchísima pasta) y una vez haya demanda lo tenemos que regasificar y meter a la línea de consumo y ya se bombea. Todo esto nos sigue costando dinero. Ahora hay un dilema, la infraestructura del gas es costosa, pero una vez construida se acabó. La gasolina requiere de una infraestructura y proceso de refino que el gas no necesita, y además luego hay que moverla en camión lo cual no es barato, pero sí sencillo.

En el supuesto caso de que queramos tener un coche a gas natural (no a LPG que es propano) en la estación de servicio tendrán que tener otro compresor que los comprima a unos 200 bar de presión (presión semejante a la de las botellas de los buceadores) para poder meterlo en la botella de nuestro coche, lo cual nos sigue costando más dinero. La gasolina se bombea con una simple bomba barata.

Los motores de gas son muy sensibles. En uno de gasolina podemos tener una gasolina un poco mejor o un poco peor, pero no se notan las calidades. En uno de gas se notan y mucho. Además siempre se cuela nitrógeno u otros gases y hacen que parezca que el motor pierde fuerza y de repente cuando se acaban, el motor vuelve al estado normal. Como comportamiento podemos decir que es en general bueno, no hay mucha diferencia. Pero en lo que sí hay diferencia es en los desgastes cuando baja la calidad del metano. Esto lo comento a modo de anécdota, porque para el uso que tiene un coche no es apreciable, e incluso para el uso de un camión tampoco. En maquinaria que requiera más intensidad de trabajo (grúas, excavadoras, minería…) puede que se note algo más.

Un último tema negativo, la seguridad. El metano es terriblemente explosivo. Por mucho que veamos en las películas, no es tan fácil dar fuego a la gasolina, no es difícil, pero no tan fácil como aparece en la gran pantalla. Para el caso del diésel es todavía mucho más difícil. En el caso del metano, tenemos una tremenda explosividad desde muy bajas concentraciones hasta las más altas, por lo tanto, las medidas de seguridad para este producto son mucho mayores. Y a medidas de seguridad mayores, mayores son los gastos. En casa lo vemos muy fácil, 2011-11-16-macondo-explosionyo me compro una cocina de inducción y la coloco yo, pero si es de gas natural, tiene que venir un técnico, al igual que viene a ver la instalación y la caldera. Todo esto son facturas que pasan desapercibidas para la mayoría de las personas y las hemos aceptado como peaje, pero que hay que pagarlas y no es novedad que a mí no me gusta pagar facturas fijas, solo oírlo se me ponen los pelos de punta, para mí son más pequeños grilletes en los pies. De la misma forma que nosotros las pagamos, las fábricas y otros consumidores las tienen que pagar, y es un punto más en el suma y sigue. Con todo ello, seguimos estando en riesgo de explosión, por una ruptura, un fallo o un accidente. Hemos de tener en cuenta que cuando operamos con algo muy peligroso, a veces las cosas suceden sin más. Por ejemplo, si en una fábrica un coche se accidenta contra los transformadores eléctricos, la fábrica se quedará sin luz un tiempo, el conductor es probable que muera y todos tienen un susto. Si eso mismo sucede con un punto de gas y la tubería del gas se rompe, es muy probable la explosión con consecuencias terribles y mucho peores que en el caso anterior. Y siempre tendremos al despistado que va fumando en una zona de gases. La parte buena es que el metano pesa muy poco y rápidamente sube para la atmósfera, esto lo he de reconocer, es una gran ventaja sobre otros gases más pesados.

Y puestos a hablar de las ventajas, vamos a repasarlas un poco, que parece que hoy estoy negativo. A día de hoy el gas natural es muy abundante, con los nuevos procesos en USA y Australia, han aumentado mucho las reservas. La gran ventaja es que apenas requiere de proceso de refino, pero ya hemos hablado de los enormes costes de almacenaje.

En términos medioambientales estamos hablando de un 40% menos de efecto invernadero que con los equivalentes, pero gana mucho terreno ante la casi ausencia de azufre que es un depredador lento y salvaje. Por otro lado, los famosos óxidos de nitrógeno parecen estar mucho más controlados (esos con los que cierta marca de coches ha tenido problemas en USA recientemente). La forma de combustión es similar a la de un motor de gasolina y, por lo tanto, al menos por el momento, necesita de un detonante, a pesar de que ya se están desarrollando motores de inyección directa de gas.

He de reconocer que como combustible para producción de energía eléctrica es casi inmejorable (ciclo combinado) y que actualmente los rendimientos en motores son aceptables. Lo que sucede con el motor es algo muy similar a lo que ha sucedido con la bombilla incandescente, se ha llegado a un punto en el que para mejorar rendimientos hay que cambiar de tecnología, sin lugar a dudas. El futuro no está muy claro por dónde irá, pero desde luego lo que está claro es que los motores tal y como limagesos conocemos hoy en día, están llegando al máximo de rendimiento y será necesario un avance tecnológico si se quiere mejorar en este punto. Pasar a eléctrico y la electricidad conseguirla mediante gas puede ser una alternativa que ahorre mucho al medio ambiente. Los rendimientos de una central de este tipo superan el 60%, mientras que en los motores hay trabajar mucho para sacar una realidad (no banco de pruebas) de más del 20%.

Resumiendo todo, hoy he querido mostrar la otra cara del gas natural. Ni es tan natural, ni tan económico (hablando en términos energéticos), ni tan respetuoso con el medio ambiente. Supone una mejora considerable sobre las alternativas que tenemos hoy en día, pero plantea muchos problemas, de los cuales algunos no son solucionables. Esto es igual que las empresas, por mucho que nos empeñemos en mirar con buenos ojos a una cíclica, hemos de respetar y entender que es una empresa cíclica y tiene sus cosas buenas y sus cosas malas. El gas es como es, no va a dejar de ser altamente explosivo ni problemático de transportar. Las cosas buenas creo que ya las sabemos y en ocasiones son menos buenas de lo que nos cuentan. La economía mundial tira hacia el gas en estos momentos, pero mucho cuidado con dónde invertimos, porque puede haber sorpresas. Para perfiles tranquilos, empresas que dependan del consumo y manipulación, nada de la parte cíclica que en este caso es mucho más agresiva que sus homólogos del petróleo. Muchas empresas de gas están pasándolo realmente mal por no timbrar bien estos puntos. Empresas tipo Enagás son más tranquilas, ellos cobran por pasar, les da igual el precio y los problemas, ellos cobran peajes y usos, como una autopista, pero de gas natural. Por el contrario, Gas Natural sufre mucho más las oscilaciones en los precios y los márgenes, los últimos resultados lo reflejan muy claro. Lo mismo para en la parte de Repsol que se dedica al gas con la reciente compra de Talismán, son mucho más sensibles al ciclo de los precios. Yo ahora tengo un problema, tengo que tratar de desvincular un poco mi actividad inversora de mi actividad laboral. No voy a salir de empresas como las citadas porque haya cambiado de trabajo, pero sí que voy a tratar de ir focalizando todo el dinero nuevo hacia otras posiciones, no vaya a ser que me quede sin trabajo y sin dividendos. Este es un punto que muchas personas no lo llevan especialmente bien, pero por el mismo precio, prefiero no correr excesivos riesgos, no compensa. Sería como tener los seguros en el banco en el que tengo el dinero, si quiebran puedo sufrir un periodo de tiempo en el que ni tengo seguro, ni tengo dinero, lo justo para inundar al de abajo por una ruptura de cañería. No estoy diciendo que no se tengan acciones de la empresa en la que se trabaja, sobre todo si se consiguen con ventajas fiscales, pero creo que hay que tener un control y una diversificación entre el ahorro y el trabajo, sobre todo cuando es por cuenta ajena. Cada cual ha de timbrar los riesgos a los que quiere someterse, y personalmente a mí, uno muy pequeño ya me parece innecesario.mw-en546_bayer__20160524100442_zh

Hoy como despedida comentar por encima la noticia del día, que no es otra que la compra de Monsanto por parte de Bayer. Ya llevábamos tiempo escuchando hablar de esto y finalmente y tras subir la oferta hasta 128$ por acción parece que se llevará a cabo. No hay mucho que comentar, no nos hace gracia que nos quiten empresas de la lista oro, que cuesta un montón encontrarlas. Parece que se pagará en efectivo, nada de acciones ni convertibles ni nada, siempre es mejor así, la pasta por delante y listo, que la saquen como quieran. En este caso parece que será con una combinación de ampliación de capital y préstamos bancarios. Nada más, con esta triste noticia nos despedimos hoy, esperemos que guste esta entrada un tanto diferente y como siempre gracias por la visita.

6 comments to “El Metano”

You can leave a reply or Trackback this post.
  1. Gracias amigo por esta clase magistral sobre el GN.
    En mi caso, que trabajo con calderas de vapor, ya hace tiempo que decidieron cambiar los quemadores de gasoil por los actuales de Gas Natural. Ni que decir tiene que la cosa no quedó solo en sustituir los quemadores, sino que hubo de instalarse detectores de gas, un ventilador que se pone en marcha en caso de fuga para sacar el gas a la calle. También hubo que instalar rejillas de ventilación en la parte baja de las paredes de hormigón (antes con el gasoleo solo eran necesarias en la parte alta), etc, etc….Se supone que este cambio se hizo porque los gastos de combustible eran menores… y al principio creo que sí era así pero con el paso del tiempo diría que la cosa ha quedado más o menos similar con la subida de los precios del gas.
    Sigue habiendo diferencia en precios entre el gasoleo y el GN, pero ya no tan grande como hace años…
    Yo lo dejaría en que el cambio se hizo por recomendación de «alguien» para beneficiar a la empresa de otro «alguien»…Vamos lo normal en este bendito país…je,je,je.

    En fin, yo que tengo Enagas entre mis cachorros, también ando detrás de Gas Natural Fenosa…¿pero serán válidas para mantenerlas para siempre?…Yo diría que no.

    Saludos

    • ElDividendo

      Hola Pobre Pecador

      Realmente al gas natural le queda cuerda para rato yo creo. Es posible que para algunas cosas le vayan saliendo sustitutivos pero en cuanto a que es de los fósiles el que menos emisiones tiene está bastante claro, de ahí que sobre todo de cara a la producción de electricidad (cuyo consumo va en aumento cada día) probablemente tenga un largo recorrido por delante, igual no vemos su desaparición ni tú ni yo. Ahora bien, siempre es posible que salga algo totalmente novedoso que lo deje fuera de juego, nunca se sabe.

      Mi hermano me comenta que están empezando a implementar ciclos combinados en grandes barcos y que en los motores parece que va bien, aunque lógicamente esos cambios requieren de tiempo e ir adaptándose poco a poco, pero puede ser otra aplicación con un gran mercado abierto.

      Tanto yo como mi hermano llevamos Enagás también en la cartera, y de momento no me produce ninguna intranquilidad, ya veremos cómo se van desarrollando las cosas pero creo que son acciones que me durarán muchos años.
      Como siempre, muchas gracias por la participación.
      Jon

  2. Estaba revisando presentaciones antiguas de Viscofan y en 2011 – 2012 decian tener un 26-27% del mercado de tripas artificiales mientras que en las mas recientes hablan de un 15%.

    No veo nuevos competidores grandes, alguna idea de a que se debe esto? me estoy perdiendo algo?

    Creo haber comprobado que hablan de tripas artificiales en las 2 y no del total de tripas….

    No recuerdo haber leido nada sobre ello en vuestro post.

    Lo he preguntado tambien en el foro de IB porque me mosquea..

    Muchas gracias por cualquier comentario.
    Un saludo!

    • ElDividendo

      Hola Pedro

      La verdad es que no nos hemos fijado en eso que dices, que probablemente es así. En cuanto podamos intentamos investigar algo y si encontramos alguna causa te decimos. Puede ser que simplemente el mercado ha crecido bastante más que sus ventas en ese sector y por eso su cuota ha quedado reducida, aunque como dices es para mosquearse.

      Si averiguamos algo te decimos, de momento lamentamos no poder contarte algo más concreto.
      Como siempre, muchas gracias por la participación.
      Jon

  3. Hola,

    interesante reflexión de un mercado que conocéis. Me da pie a equilibrar un poquito mis posiciones en ENG y GAS, aunque yo pienso que esta última es una gran empresa y más diversificada que ENG, lo cual me da cierta seguridad añadida. Un saludo

    • ElDividendo

      Hola HRono

      Bueno, conocemos hasta cierto punto, especialmente mi hermano trabaja desde hace tiempo en él aunque desde un punto de vista puramente técnico e ingenieril. Como ves, el artículo habla principalmente de ventajas e inconvenientes en este sentido, aunque ello tenga un impacto en cuanto a empresas e inversiones como ocurre siempre.

      Son buenas empresas yo creo que ambas, desde luego por encima de la media de España. Enagás yo creo que tiene cuerda para rato haciendo un buen dinero, de hecho tanto mi hermano como yo la llevamos en la cartera con un peso nada despreciable. Gas Natural también tiene un buen negocio aunque ahora está en un momento de cambios importantes ya que dos accionistas muy mayoritarios reducen mucho sus posiciones, lo que lleva cambios en la dirección, etc. Habrá que ver cómo afronta esta nueva etapa.
      Como siempre, muchas gracias por la participación.
      Jon