El Petróleo

Hola compañeros.

Hoy nos vamos con una entrada un poco diferente a las habituales. Desde hace tiempo tuvimos peticiones para hacer empresas de materias primas, que pasaron por unos tiempos muy difíciles y que en los años anteriores se revalorizaron bastante. En el próximo artículo haremos una comparativa entre las principales empresas de servicios petroleros, pero hoy vamos a hacer una pequeña introducción al mundo del petróleo, que tanto da de sí en diversos medios. En primer lugar haré una distinción entre los distintos tipos de empresas que integran este mundillo con sus características propias y luego aprovecharé para hablar un poco del tema del petróleo un poco más en general y del futuro que podría esperarle al sector.

Cuando hablamos de estas empresas de servicios, estamos ante empresas petroleras, de eso no hay duda. Pero la gente que no está muy familiarizada con el mundo del petróleo puede confundir empresas que tienen negocios, que si bien dependen del petróleo, son ligeramente diferentes. Lo explico a continuación.

Por un lado tenemos los que en el mundillo se conocen como los operadores. Por decirlo de alguna manera, son los dueños del petróleo que se extrae. Aquí nos encontramos a las empresas más famosas como BP, Shell, Repsol, Total, Exxon Mobil, Chevron… Éstas son privadas, y por tanto las que nos interesan, pero en otros países, sobre todo en Oriente Medio, suelen ser empresas estatales, como Aramco (Arabia Saudí) que produce ella sola más que el doble que la que más produce de la lista anterior, que es Exxon Mobil. Para que nos hagamos una idea, Repsol produce algo más de medio millón de barriles diarios, mientras que Aramco ha llegado a superar los 12 millones, una auténtica barbaridad. Actualmente, la situación financiera de Arabia Saudí les está haciendo pensarse sacar a Bolsa un 5% de la compañía. A mí no me convencen esas operaciones y no compraría nunca, porque con el 95% el rey saudí seguirá haciendo lo que le dé la gana, que no siempre es precisamente eficiente.

Luego hay empresas que están especializadas en perforar, como Transocean, Ensco o Diamond Offshore. Son los conocidos como “drilling contractors”. Ellos normalmente tienen sus plataformas, que son móviles, las llevan a donde el operador les pide, y perforan. Pueden hacer tanto pozos exploratorios como de explotación. Pero lo que hay que entender es que ellos no son en ningún momento los dueños del petróleo que haya (o no haya, que no todos los pozos exploratorios dan resultado positivo, sólo un 20% aproximadamente lo hacen). Curiosamente, en apariencia son menos dependientes del precio del petróleo pero la realidad es que lo son mucho más. Cuando el precio baja, lo primero que hacen las operadoras es centrarse en extraer todo lo que pueden de los pozos que ya tienen, de mejorar su eficiencia y de alargar su vida útil. Sólo perforarán en reservorios donde estén seguros de que hay petróleo y se olvidan completamente de la exploración. En esta última crisis nos encontramos con prácticamente todos estos drilling contractors en pérdidas importantes y ha habido quiebras por doquier en este segmento del sector. Eso sí, también es aquí donde si pillas una buena empresa que aguante la crisis puedes comprar a precio de saldo y ganar mucho dinero. Estamos en la parte más voluble y que más oportunidades da si estás pensando en valor, pero con mucho más riesgo y de las que a mí no me gustan nada para una cartera a largo plazo. Si en algún momento compras una empresa de este tipo tienes que estar pensando en qué momento la venderás, no son empresas para llevar toda la vida. También vemos alguna como Gulf Marine Services, que ya analizamos aquí, que está mutando algo para diversificar su negocio a la construcción de molinos de viento offshore, lo que creo que puede ser una ventaja en el futuro. Es posible que en algún momento analicemos alguna otra de este grupo, probablemente Transocean, que considero la mejor y más eficiente dentro del sector.

Y ahora nos vamos al grupo de empresas que vamos a analizar en la próxima entrada, las que se denominan empresas de servicios. Estas empresas son contratadas por las operadores para, por decirlo de forma sencilla, poner el pozo en funcionamiento. Normalmente también lo pueden perforar, pero es habitual (sobre todo si la perforación es complicada) que eso lo haga una empresa especializada. Pero la extracción de crudo no es tan sencilla. Para hacer una perforación adecuadamente es necesario el apoyo en servicios como lodos de perforación o cementación, para aislar la perforación y no tener problemas indeseados. Estos son solo algunos de los servicios que prestan, ya que una vez taladrado el pozo hay que hacer lo que se llaman las perforaciones, que son pequeñas explosiones controladas en el interior del pozo para facilitar la salida del petróleo, ya que de lo contrario la producción sería ridícula. Y nos encontramos infinidad de servicios que hay que prestar durante la vida útil de un pozo: mantenimiento por problemas de corrosión, cambios de tubos o de válvulas, colocar las denominadas “completaciones” que sirven para gestionar la producción, evitar entrada de arenas, etc. Es todo un mundo.

También son necesarios los servicios de estas compañías para lo que podríamos llamar optimización de la producción. Aquí nos encontramos principalmente con varias vías, que son el levantamiento artificial, la estimulación del pozo (mediante inyección de agua o acidificación entre otros métodos), el control de arenas que atascan la producción y el controvertido fracking. Ya que hemos llegado a este punto daré mi punto de vista sobre esta controvertida técnica de producción, o más bien de estimulación (aunque por su envergadura tiende a considerarse en otra categoría aparte).

Primero de todo decir que no soy lo que podría catalogarse como experto en fracking. He estudiado cómo funciona la técnica pero hay gente que lleva dedicada toda su vida a entenderla y aplicarla que seguro sabe bastante más que yo, que a su vez tengo una idea más clara que la gente que no controla para nada o habla solo de oídas. El funcionamiento es simple. Cuando la roca en la que el petróleo está alojado es muy poco permeable (caso de las pizarras por ejemplo) tú haces la perforación, pero aunque haya una diferencia de presión al petróleo (que es más viscoso que el agua aunque los hay más y menos viscosos) le cuesta mucho fluir, de hecho no fluye prácticamente nada cuando la permeabilidad de la roca es alta. Lo que se hace con esta técnica en principio es pasar líquido a mucha presión por el agujero para que esa presión abra la roca y el petróleo pueda fluir. En principio este líquido es agua, lo cual no genera grandes problemas. Esto amigos, aunque de primeras os cueste creerlo, lleva utilizándose desde los años 40, prácticamente 80 años. De hecho, sé de primera mano que en el Mar del Norte se ha utilizado profusamente esta técnica. Por eso no deja de resultar gracioso que en UK esté prohibido el fracking en tierra, alegando que podría causar terremotos, y se permita a unas pocas millas, donde siguiendo la misma lógica podría causar maremotos o tsunamis sin ningún problema.

La cuestión es que la roca tiende a cerrar esas aberturas que le crea el agua, con lo que en algunas rocas sirve de poco. Repito que todo depende siempre del tipo de roca y de perforación que tengamos. Entonces lo que se ha empezado a hacer más recientemente es añadir químicos (apuntalantes y otros productos) que una vez hecha la fractura en la roca se adhieren a ella y le impiden que se cierre, dejando abierto el canal para que el petróleo pueda fluir con más libertad. Y claro, esto ya no es tan inocuo como el simple agua.

Personalmente creo que los terremotos no son el mayor problema del fracking. Desde que estudié Hidrología vi que los caminos subterráneos que recorre el agua son muy difíciles de predecir. En consecuencia, si rompemos la roca por presión, estamos alterando esa red subterránea y se pueden crear nuevos caminos, lo que puede desviar petróleo a acuíferos naturales si están cerca. Y lo que es peor, esos químicos podrían también llegar a contaminar los acuíferos. Y desgraciadamente, por mucho que se diga, veo complicado a día de hoy controlar con la exactitud necesaria los caminos que podríamos alterar en el subsuelo.

Por lo tanto, en mi opinión en muchos lugares del mundo, con grandes extensiones que contienen petróleo en este tipo de rocas y donde no hay acuíferos naturales cerca, la utilización del fracking es perfectamente viable y segura. El problema surge cuando estamos hablando de que hay poblaciones y acuíferos cerca, en esos casos no veo apropiada la utilización de esta técnica. Pero países como USA, Rusia, Arabia Saudí, etc., pueden emplearla sin ningún problema. De hecho, se ha puesto de moda últimamente porque en USA se empezó a hacer masivamente, pero como he dicho la técnica primitiva lleva utilizándose mucho tiempo.

Dejando ya de lado este tema volvemos a lo que nos ocupaba, que es el negocio de estas compañías. Como hemos visto, el repertorio de servicios que proveen es muy largo, y tenemos que esperarnos gastos en investigación y desarrollo ingentes, cosa que ya de primeras no me hace demasiada gracia. La competencia entre ellas para tener las mejores herramientas, el mejor software de predicción, la mejor electrónica, etc., es brutal, ya os lo puedo garantizar. Claro está, aquí las barreras de entrada se ganan a base de tecnología, que hay que actualizar día a día, y como te duermas la competencia te come todo el terreno, malo para el negocio. A mí me gustan más las empresas que tienen barreras de entrada que son más infranqueables y más ligadas a la confianza y el valor de la marca, que aquí vale poco.

Además, también podemos ir dándonos cuenta de que cuando los precios del petróleo suban mucho, el incremento de las ganancias no va a ser tan grande como para los dueños de los pozos. Suele ocurrir en esos entornos que al estar los precios altos todo el mundo quiere producir lo máximo posible. Como consecuencia de ello, todas las operadoras quieren contratar los servicios de estas empresas que no suelen ser capaces ni de abastecer a la demanda, y lógicamente cargan precios bastante mayores e incrementan los márgenes, pero el que más va a notar el incremento anormal del precio del petróleo va a ser el operador. Esto puede parecer un aspecto negativo pero veremos ahora la otra cara de la moneda.

Cuando el escenario es el contrario, los precios son bajos, la gente produce menos, luego la demanda de servicios cae y hay gente desocupada y bajan los márgenes mucho o se entra en pérdidas. Pero ellos también sufren menos que la operadora porque despiden a mucha gente y ajustan su oferta a la situación del mercado más fácilmente, mientras que la operadora si vende el petróleo a 40 y producirlo le cuesta 60 se come la pérdida con patatas. Alguno pensará que lo lógico sería cerrar el grifo, pero normalmente no es tan fácil. En la mayoría de los países las operadoras que todos conocemos (Shell, BP, etc.,) operan con concesiones que duran un determinado número de años. Si te pilla la crisis en mitad del intervalo estás jodido, porque si no produces y vence la concesión adiós. Por lo tanto, lo normal es que si el coste de las operaciones es menor que el precio, aunque no vayas a poder amortizar la inversión y acabes perdiendo dinero, sigas produciendo aun con pérdidas. Y claro, los pocos servicios que tengas que contratar los tienes que pagar, y aunque los precios siempre se ajustan mucho en estos contextos, estas empresas de servicio al menos cobran esos servicios. Ahora queda por determinar si consiguen mantenerse en beneficios o los márgenes se estrechan tanto y los costes fijos y de desarrollo de tecnología son tan altos que te da igual y sigues palmando dinero de todas formas. Este es un punto crítico a la hora de determinar la calidad del negocio.

Estaremos por lo tanto ante empresas claramente cíclicas pero un poco menos que las operadoras, al menos en cuanto al negocio en sí. Luego habrá que ver los números a ver qué dictan. Las que más volatilidad sufrirán serán las especializadas en perforación, ya que suelen vivir de los pozos de exploración, y cuando las operadoras no ganan dinero, no se explora y por lo tanto se quedan sin trabajo. Aquí sí que hay que afinar de lo lindo y si se decide uno a invertir hacerlo en la que se considere la mejor del gremio, porque cuando vienen mal dadas la que no es eficiente va a la quiebra.

Por último, quería dar unas pinceladas (subjetivas eso sí) del futuro del negocio. Se oye mucho que al petróleo le quedan cuatro días y demás. Bien, yo mantengo que me jubilaré y estas grandes petroleras seguirán existiendo y produciendo y a buen ritmo, ya veremos si me tengo que tragar mis palabras o no. La amenaza real que tiene el petróleo es que aparezca otra fuente de energía barata, sencilla, de buenas prestaciones y limpia que la desplace. Puede ser que el motor de combustión prácticamente desaparezca y usemos coches eléctricos. En ese caso será necesario para producir más electricidad, porque en el resto de órdenes de la vida diaria la demanda de electricidad crece y crece (y ya veréis como los robots se vayan divulgando para tareas domésticas, no penséis que funcionan a pedales) y las renovables, a las que vaticino un gran crecimiento, no van a poder producir suficiente ni con la suficiente fiabilidad, y a día de hoy no está a nuestro alcance el almacenamiento de electricidad a gran escala. Si a esto le sumamos que el carbón lógicamente retrocederá, esto deja un hueco que yo creo que llenará el petróleo durante muchos años. Eso sí, como aparezca un sustitutivo perfecto entonces se acabó.

Tengamos en cuenta la tendencia de la demanda. Con toda la crisis que se ha pasado, y con todo lo que se ha invertido en el mundo en renovables (creo que esos son hechos indiscutibles) resulta que 2017 apunta a ser año récord en consumo mundial de petróleo, y con previsiones de crecimiento para los próximos. Yo estoy convencido de que el crecimiento de las renovables empujará la demanda a la baja, primero dejará de crecer y más tarde irá bajando. Estamos hablando de que en 1995 la demanda estaba en 70 millones de barriles al día y hoy estamos en torno a 96-97, con lo que el incremento no ha sido pequeño. Yo creo que por mucho que avancen las renovables será muy difícil ver el consumo mundial por debajo de los 50-60 millones, aunque esto ya son elucubraciones mías, lo anterior son hechos constatados.

También oigo decir que se acabará el petróleo en el mundo. En esto voy a ser más rotundo. Estoy seguro que me moriré yo seguirá habiendo petróleo más que de sobra, aunque sigamos consumiendo al mismo ritmo que hoy en día. La cuestión es cómo se contabiliza el concepto de reserva normalmente. Y es que se cuenta únicamente la parte del petróleo que te sale rentable extraer a precios de mercado. Por eso cuando hay una crisis las reservas disminuyen. Pero si fuera estrictamente necesaria la extracción habría muchas más reservas. Para hacernos una idea, en 2013 había 1,5 veces las reservas que había 20 años antes. Es decir, que tras consumir todo el mundo 20 años petróleo y a buen ritmo tenemos un 50% más de reservas que cuando empezamos, y había agoreros que para estos años ya habían pronosticado que se acababa el petróleo.

Por lo tanto, yo no temería mucho al futuro por la desaparición aunque la amenaza de un potencial sustitutivo siempre está ahí. Recordemos algo. El hombre no dejó de construir catedrales y casas de piedra porque se acabaran las piedras en el mundo. Lo hizo porque descubrió el hormigón que es tan bueno como la piedra pero mucho más barato ya que lo podemos fabricar in situ. Y no dejó los barcos de madera porque no hubiera bosques sino porque los de acero son mejores. Lo mismo puede ocurrir con el petróleo.

En definitiva, este tipo de empresas que vamos a analizar son directamente relacionadas con el petróleo, podemos decir que son un segmento dentro del sector. Según me han comentado todos los que trabajan en el sector, los peores sitios como trabajadores (el sueño de todo trabajador es llegar a una operadora, que siempre tiene mejores condiciones con sus empleados), pero eso ahora a nosotros no nos importa, aquí estamos en el lado del inversor, y yo creo que pueden ser interesantes desde ese punto de vista. Hecha esta pequeña introducción en el mundillo del petróleo en el próximo artículo haremos una comparativa con las principales empresas de servicios petroleros y nos ahorramos el discurso concerniente al negocio, que he pretendido trasladar aquí para no alargar demasiado el otro artículo. Como siempre, esperamos que el artículo haya gustado y abrimos el debate sobre este mundillo, ya que en su momento recibimos muchas peticiones sobre materias primas, y el petróleo es el rey de las mismas.

6 comments to “El Petróleo”

You can leave a reply or Trackback this post.
    • ElDividendo
      ElDividendo says: 19 marzo, 2018 at 2:51 pm

      Hola Jaime

      Muchas gracias por tus palabras. Aunque es poco habitual este tipo de artículo un lunes hemos preferido ponerlo hoy para que tenga más sentido el análisis de las empresas de servicios que llega el jueves.
      Como siempre, muchas gracias por la participación.
      Jon

  1. Hola Gorka, muy buen artículo sin duda.
    Esta vez voy a discrepar contigo, yo creo que las renovables le van a comer el pastel al petróleo, si es que no lo han hecho ya, símplemente porque son más limpias, fiables y baratas a corto y largo plazo.
    Creo que la verdadera disrupción se va a dar, como tú bien dices, en el momento en que se pueda almacenar electricidad; ya sea con grandes embalses (y de paso almacenamos agua) o con grandes interconexiones entre países.
    Personalmente hace años que no invierto en nada que funcione a base de quemar algo, y aunque sea duro, ahí incluyo a Enagas.

    • ElDividendo
      ElDividendo says: 21 marzo, 2018 at 9:53 pm

      Hola Divi

      En mi opinión, las renovables van a tener cada vez más protagonismo y yo creo que ganarán cuota de mercado, pero en términos absulutos no creo que consigan reducir mucho la demanda de petróleo. La demanda de energía y sobre todo de electricidad está creciendo, y más que lo va a hacer. Y yo creo que este incremento de la demanda será cubierto mayormente con renovables, pero seguirá habiendo una demanda estable de petróleo y gas porque no se va a poder cubrir todo con renovables, que también tienen sus problemas (ya hicimos un artículo sobre renovables). De hecho creo que todos vemos que ahora se genera mucha más electricidad renovable en el mundo (USA, Europa y hasta China) y sin embargo la demanda de petróleo sigue estable con una ligera tendencia al alza.

      Lo del almacenamiento de la electricidad es un cuento muy viejo. A día de hoy lo más eficiente son los embalses, pero el tema de los movimientos ecologistas tiene la construcción de los mismos prácticamente parada, y esto difícilmente va a cambiar en el medio plazo por Europa me temo. Y las baterías… Cuando estudiaba yo la secundaria ya se hablaba tanto de esto como de la energía de fusión. Han pasado 15 años y seguimos con la misma canción, lo mismo alguien lo inventa al año que viene o no llega nunca.

      Yo creo que al petróleo le queda cuerda para rato, para muchos años, aunque su época dorada haya pasado ya. Otra cosa es que sea un negocio que me interese como inversor, que ya te avanzo que no demasiado, únicamente si lo pillas a precios de derribo y las empresas más eficientes del sector, situación que se ha dado y se ha podido comprar realmente barato. Pero cada cual debe sentirse a gusto con su cartera y si a ti te da mala espina el tema de los fósiles haces bien no comprando, lo importante es lo que tú pienses si se hacen las cosas con criterios.
      Como siempre, muchas gracias por la participación.
      Jon

    • ElDividendo
      ElDividendo says: 21 marzo, 2018 at 9:45 pm

      Hola Hagarus.

      Muchas gracias por tus palabras, es muy gratificante que los artículos gusten.
      Como siempre, muchas gracias por la participación.
      Jon