Las materias primas

Hola a todos:

Hoy quiero hacer una pequeña introducción hacia las materias primas, ya que nos han pedido varias empresas de este tipo y antes de sumergirnos en ellas creo que no viene nada mal hacer una introducción como ya hemos hecho otras veces. Quizás en esta ocasión no vengan todas seguidas, ya que nuestra situación es diferente, pero creo que es muy necesario antes de comenzar con esta etapa, hablar un poco del tema ya que quizás así se entiendan un poco mejor las opiniones que daremos.

Antes de nada, quiero dar mi opinión sobre el tema. Este es un sector que no me gusta nada para los objetivos que yo me marco. Esto no quiere decir, sin embargo, que no se puedan encontrar empresas de este tipo que resulten interesantes, ya que en determinados momentos puede haber volatilidad extrema y las hagan atractivas. Materias primas es todo lo que básicamente extraemos de una forma u otra de la madre Tierra. Desde el hierro, al crudo o al gas, pasando por el oro, metales raros o la madera. Tenemos elementos como el maíz o el algodón y hasta el zumo de naranja. Podríamos decir que son elementos sin procesar o con un proceso cuyo resultado es la base para un producto complicado. Por ejemplo, una fundición de cobre solo aporta el fundido, de forma que el laminado de cobre se consideraría materia prima. Lo mismo puede pasar con la pasta de papel, la Tierra nos produce árboles que se transforman en una industria, pero en esa industria no se hace otra cosa y no hay posibilidad ninguna de cambiar. Esto es algo muy general y puede haber excepciones, pero creo que está bien dejarlo claro para tener una idea general correcta.

Como punto clave he de comentar que este sector se marca por una gran diferencia. No hay prácticamente ninguna distinción entre la competencia en materias primas, por lo cual esto ya nos está dando pistas de que estamos ante un sector en el cual no tenemos marca distintiva. Cuando uno va a comprar tubos, lleva una especificación técnica, pero no se interesa en exceso si éste se ha fabricado por Tubos Reunidos o Arcelormittal. Sino que lo que le interesa es lo que necesita para fabricar lo que desea. Por lo tanto esto ya nos da un punto clave, un punto determinante será la eficiencia de la empresa. Esta eficiencia vendrá marcada por la gestión y por la facilidad natural. Por ejemplo no es igual extraer carbón de Asturias que de Polonia, porque en este país se coge a paladas y en Asturias hay que bajar cientos de metros para encontrarlo, de forma que jamás una empresa asturiana logrará la eficiencia de la otra, gestionen como gestionen. Esto es así, nos puede doler, no gustar, o ser quizás injusto, pero es lo que hay y debemos aceptarlo pero rápido, de lo contrario nos irá muy mal.

El segundo tema que hay clave, en este sector apenas hay barreras de entrada, salvo excepciones. Fundir hierro es algo viejo que casi todo el mundo sabe hacer. Por lo tanto cualquiera que tenga un poco de dinero y ganas de emprender puede montar una fundición. Eso es así de fácil, y como es tan fácil, si los márgenes suben, rápidamente cualquiera se puede poner a ganar dinero, se meterán más toneladas en los mercados y esto hará bajar los precios. Si esta onda, que aquí la pongo tan sencilla, se “acopla” con la onda económica, pues puede producir resonancia, que es lo que hemos tenido en el último año. Claro, porque cuando las cosas van bien, nadie se acuerda de las burbujas, esas son por méritos propios y se va a seguir creciendo, pero una resonancia con un seno alto, inevitablemente conlleva a otra con el mismo seno o mayor, pero por abajo. Es justo lo que ha pasado.

Un tercer punto a tener en cuenta es que por facilidad de todos, para la gran demanda mundial de materias primas, éstas cotizan en los mercados y lo hacen de forma unitaria, sin muchas distinciones de calidad, salvo para casos muy especiales que son materias que sí que tienen dificultades en proceso como pueden ser ciertas aleaciones. Esto ya nos da un lugar interesante donde invertir y que se puede ver arrastrado por el ciclo, sin tener ninguna culpa.

Cuando junto un negocio sin distintivos de marca, sin barreras de entrada y de suma facilidad la explotación ya me pongo muy pero que muy nervioso, porque lo que inevitablemente esto trae consigo es unos márgenes bajos y muchos tontos invirtiendo en las partes altas del ciclo. Si esto lo puede hacer cualquiera, con un poco de dinero, muchas ganas y unos pocos populistas gritando, ya tengo montando el chiringuito. Y me pongo a producir. Si veo al señor Mittal forrándose de dinero, cuando era un hindú con muchas ganas, pero sin gran fama, cualquier tonto piensa que él es más listo, y que monta una pequeña fundición con la ayuda del estado populista de turno y que se pone a mascar un imperio como el del señor Mittal.

Tontos sobran, gobiernos populistas desgraciadamente también. Muchos tontos en muchos países populistas son muchas toneladas de lo que sea en el mercado y por lo tanto, se sobrepasa la demanda; y como siempre pasa, los precios comienzan a caer. Como tenemos muchos tontos en el mercado, piensan que es pasajero, que hay que aguantar, y los gobiernos populistas les animan a seguir, se inventan conspiraciones, y cuando se acaba el dinero de los tontos, los gobiernos populistas están contra las cuerdas y Tyson golpeando como un descosido, pues cierran, pierden todo el dinero, los países medio arruinados y las materias empiezan a subir. Preciosa historia, como la que llevamos viviendo este año 2.016. Países, pues tenemos por una parte a China, otra en Brasil, los árabes y el crudo que dicen que no se ponen de acuerdo, Australia que ha sufrido, Noruega que lleva una caída de la moneda de casi el 40% que se dice pronto, Nigeria que está cada día un poco más cerca del Infierno y así podríamos seguir un buen rato. Como creo que ya todos os podréis imaginar, un negocio de bajos márgenes, sin barreras de entrada, sin marca y con populismos en la competencia, no es algo que me apasione, más bien todo lo contrario. Ahora esto parece que puede cambiar con el acuerdo de la OPEP y de otros productores. En total se supone que se va a recortar la producción de petróleo unos 1,8 millones de barriles diarios a partir de enero. Esto suena bonito pero tiene algún que otro problema. El primero es el cumplimiento del acuerdo; hay países que dicen que van a hacer una cosa y luego hacen otra según sus necesidades de financiación para el país (nuestros amigos venezolanos son los primeros sospechosos de este tipo de conductas porque ya lo han hecho en el pasado). Además, si los precios se disparan el fracking ganará terreno de nuevo y presionará los precios a la baja. Con todo ello, sí que pienso que no vamos a ver el petróleo tan barato como hace un año y que hay más probabilidades de que todo el mundo cumpla porque le han visto las orejas al lobo pero con todo habrá que verlo. La Agencia Internacional de la Energía ya pronostica que en 2017 la oferta va a estar por debajo de la demanda, con lo que se empezará a consumir una parte de todo lo que hay almacenado en depósitos y barcos. Ya veremos cómo evoluciona, desde luego a los que escribimos aquí nos vendría bien un alza en los precios para nuestro entorno laboral pero por desgracia será lo que tenga que ser.

La razón de que estas empresas sean cíclicas es algo que creo que ya he dejado claro. Ahora nos toca saber, si aprovechando esta característica, los inversores nos meten en el saco a otras empresas que no lo son y que se comportan de una forma similar. Y ahí está la clave del éxito, en conseguir encontrar pepitas de oro entre la montaña de carbón.

Pero antes de seguir, hablemos un poco de mis errores, que son muy instructivos, al menos así me lo han parecido a mí. En mi cartera, desgraciadamente, tengo a varias empresas de este tipo. No lo voy a negar, me he equivocado y con pérdidas lo he pagado. Antes de nada, decir que las empresas que tengo de este sector no están demasiado endeudadas, no suponen un porcentaje alto de la cartera y no las he pillado en la parte cara, las he pillado durante la bajada a precios razonables y por lo tanto, el rojo duele, pero no preocupa, cosa que para casos como ADVEO o Duro Felguera sí que preocupa (de hecho ya casi espero la llamada del bróker de que se liquidan a ver si queda algo para los accionistas, con suerte unos bolígrafos o algo así). Mis errores en este tema son Repsol, BHP y Arcelormittal. Son  tres empresas que no aportan demasiado a la cartera, pero que tampoco incordian, de forma que ahí estarán hasta que un día dejen de estar.

En el caso de Repsol pues creo que como he ido ponderando a la baja, ya estoy casi cerca de tener las acciones en neutro y por lo tanto no me molestan demasiado, salvo por el coste de oportunidad y el error que he cometido. Sé que hay muchos value que hablan del error de comprar Talismán. Yo no comparto eso, porque es muy fácil hablar de eso meses después cuando la tendencia bajista se cebó con la empresa y le ha costado muy caro. Pero sinceramente, creo que Repsol me gusta más ahora que con el marrón argentino y creo que a medio plazo las cosas no irán mal para la empresa. Es fácil criticar a toro pasado, pero todos ellos lo tuvieron tan sencillo como especular a la baja, la realidad es que los que mucho hablan del tema no tomaron posiciones cortas, ni siquiera en un ETF inverso de petróleo. Por lo tanto, bueno, son comentarios, muchas veces tan agresivos que no me parecen correctos. Talismán al precio que se pagó, con un crudo a 75$ (que es lo que había cuando se negoció la compra) no está pagada cara, es lo que a mí me parece y en su día hice el cálculo. Si fueran value de verdad, no la tendrían en cartera o la habrían vendido de forma inmediata, que además dio oportunidades de venta. Creo que sobre esta empresa hay un enfado que trata de cubrir el culo desnudo cuando bajó la marea.

En el caso de BHP era una aristócrata de los dividendos y eso me llamó la atención. Me gustó mucho la gran cantidad de materias que tenía y todo indicaba que estaba cotizando barata. Lo que pasa es que todo se puso muy feo y la cosa bajó bastante, pero ya va recuperando. El spin off me dio unas pocas acciones de South32 que me gusta más que la matriz pero que se dedica a lo mismo. No la considero para una cartera tranquila a largo plazo, pero creo que está bien gestionada y comprada a unos precios razonables, es de las que no estorba en la cartera.

Y sobre MTS pues no hay mucho que comentar, ya publicamos una entrada completa sobre el tema, creo que no cambiaría mucho. La ampliación de capital me fastidió, acudí de una forma no total, pero estoy muy contento con el comportamiento y las maniobras que han hecho, creo que la cotización irá a mejor y bueno, ya veremos lo que hago, pero es una acción que sobra en mi cartera, de forma que antes o después será vendida.

El error en las tres, no es si las compré baratas o caras, el gran problema es que son empresas que no se acaban de adaptar a mi cartera, ya que no cumplen los requisitos que yo busco. Está claro que para un inversor de valor es el lugar perfecto, porque pocas veces ha habido tanto valor en un sector como este año (y pocos gestores de valor se han metido de lleno en ese sector, dicho sea de paso), pero yo lo que busco no son esas emociones fuertes, lo que aquí buscamos son negocios sencillos, con barreras de entrada, marca y a unos precios que sean al menos razonables. La dura vida del cobrador de dividendos. Como es lógico, si veo claro una gran oportunidad es difícil dejarla pasar, pero con una parte pequeña de la cartera.

Volviendo a las pepitas de oro (que creo que es más interesante para un inversor como nosotros), la clave del asunto está en saber encontrar empresas que se dejen arrastrar por la corriente del sector, pero que no tengan demasiado que ver con el mismo. Ejemplos hay muchos, pero es difícil saber distinguirlos y tener la sangre fría de darle a la tecla de comprar con caídas a cuchillo. Voy a comentar alguna de las empresas que se han visto arrastradas y alguna más que analizaremos en el futuro. Una muy clara ha sido Caterpillar, gran empresa, que suministra maquinaria a las minas (y muchas más cosas, por supuesto). Cuando hablamos de Caterpillar no nos debemos de fijar en los precios de las materias, sino en las toneladas que se producen. Tonelada que mueve la máquina, desgaste que se produce. Pueden cambiar la máquina o hacer mantenimiento, ellos verán, pero de una forma o de la otra la empresa gana dinero, y esto es lo importante, la empresa gana dinero. Las mineras pierden dinero, CAT gana menos dinero, pero gana dinero. Y las máquinas se cambiarán antes o después, por lo tanto, es un beneficio que se retrasa, no que desaparece. Ahora bien, si las toneladas vendidas bajan, el escenario cambia radicalmente, los precios subirían y mejorarían las mineras, pero esto es muy malo para CAT. Otro ejemplo ha sido Donaldson, gran suministrador de filtros para todas estas maquinarias y mucho más. La clave está en el mucho más, ya que toda la parte del negocio externa no se ve afectada, pero sin embargo, la empresa sufrió mucho en la cotización. La clave, las toneladas, pero aquí es todavía mejor, si tienes las máquinas paradas, los filtros se deterioran y al final los tendrás que cambiar igual. A pasar por caja. Por último voy a mencionar a otra empresa, pero mucho más cíclica, CF Industries. CF fabrica fertilizantes y está sufriendo mucho por el aumento de la oferta y la caída de los precios. No me parece preocupantes, ya que de una forma u otra la superficie de cultivo se está aumentado y muchos países están pasando al cultivo más industrializado e intensivo. Creo que es necesario un ajuste, que puede quedar camino lateral o bajista, pero que es un producto que se usa y se usará. Pero he de reconocer que aquí hay más barreras de entrada y hay marca, por lo tanto mejores márgenes y por lo tanto me interesa mucho más. Pero no nos engañemos, no deja de tener componente cíclico.

Otro sector que ha sufrido mucho han sido los grandes suministradores de estas empresas, como por ejemplo Dover, PH, Essentra y este tipo de empresas que ofrecen productos que estas empresas compran. Han dado oportunidades de compra, pero no tan claras (salvo Essentra que sigue barata y no encuentro la razón, de hecho está entre las candidatas para futuras compras cuando empiece a operar con Degiro de forma habitual) Estas empresas son interesantes cuando los mercados se llenan de intensidad, ya que tienen exposición al ciclo, pero no mucho, y puede que este ciclo signifique dos malos ejercicios, pero no la ruina de la empresa.

Pepitas de oro, pues las podemos encontrar en empresas que obtienen cosas raras y que tienen mercados muy cerrados. Ejemplos debe de haber muchos, pero nosotros no somos unos expertos en el tema y nos es muy difícil encontrar este tipo de empresas. Hay una empresa australiana ALS, una empresa relacionada con la minería, pero que no es minera y que ahora mismo está en pérdidas pero que tiene un negocio que nos gusta, puede que en breve la veamos a ver lo que nos encontramos. La vi en la cartera de los chicos de AZ Valor, que en este sentido, han hecho un gran trabajo. Otro foco de interés puede ser el cobre, que siempre es un metal más escaso y local y que se suele comportar mejor de lo que lo hacen otros metales dentro de este sector. Pero como digo, encontrar este tipo de pepitas de oro dentro de montaña de carbón es algo realmente difícil y que requiere mucho trabajo y conocimientos, cosa que dudo que nosotros tengamos.

Antes de cerrar la entrada quisiera hacer una última aportación. Es muy cierto que el consumo de materias está subiendo, principalmente por el gran crecimiento de la clase media en el mundo. Pero el reciclaje está cogiendo su territorio, ya que los precios altos han incentivado mucho los sistemas de recuperación de metales y muchos otros productos. Muchos gobiernos nos lo venden de color verde, pero la realidad es que en la mayoría de los casos, lo que ha incentivado este tema ha sido los buenos retornos que se obtenían por productos que iban a ir a la basura. Es claro el crecimiento que han tenido las chatarrerías, los robos de cobre, y la gran cantidad de contenedores que se han instalado para reciclar el plástico. La ecología está muy bien, pero no nos engañemos, si todo este proceso no hubiera sido rentable, la inmensa mayoría de esto no se hubiera hecho. En muchas ocasiones, una vez costeadas las instalaciones, ya requieren de muy poco mantenimiento y por lo tanto es muy improbable que se vaya a producir el efecto inverso, por lo tanto, muchas de estas empresas han de contar con que la extracción de la materia prima se puede ver reducida en gran medida porque se vuelve a usar una vez acaba su vida útil.  De forma que cuidado, se puede estar abriendo un nuevo frente que sería nuevo en este sector y que sin lugar a dudas afectaría de forma importante.

Resumiendo todo, hoy hemos visto un sector que no nos gusta, no hay barreras de entrada, ni distintivos de marcas y unos márgenes por lo general muy ajustados. Es sencillo y simple por lo general. Los populistas afectan a este sector, ya que se creen los dueños de las materias, y al final casi siempre la acaban liando, pero a los que les toca pagar es a los accionistas, de esta parte nunca se acuerdan. Es obvio que hay pepitas de oro entre la montaña de carbón, pero realmente pienso que es muy difícil encontrarlas para inversores de nuestro perfil, y que por lo tanto, salvo volatilidad extrema, es un sector que no merece la pena demasiado. Creo que hay un grupo de empresas auxiliares muy interesantes de las que se puede sacar partido, con menos riesgos y que se adaptan mucho mejor a lo que aquí buscamos. Con todo es inevitable que un inversor se fije en gangas (todos lo hemos hecho y lo seguiremos haciendo) y por lo tanto se puede tratar de seguir normas básicas como productos difíciles o mercados más cerrados para este tipo de oportunidades, primando un poco la exclusividad o rareza, así como la disciplina financiera. En un sector como éste, los gastos financieros pueden ser la grita que reviente una gran presa, y luego ya es tarde. Compañeros, control y una parte pequeña de nuestros ahorros para estos sectores, aquí es mejor comprar un fondo value, pero que lo sea de verdad, no de titular.

Hoy quiero cerrar la entrada con un peligro, quizás mayor que las empresas cíclicas, las OPV. Ha publicado resultados Telepizza, pérdidas, por supuesto. Por lo menos parece que las cosas mejoran. Esto es lo que hay con esta tropa, mucho cuidado con estos desplumadores profesionales, que no se cortan y quieren nuestro dinero. El nuevo directivo está muy contento de colaborar con la empresa, seguramente más contento del ingente sueldo que se habrá puesto. El presidente muy contento por muchas chorradas diferentes que nos cuenta, pero el accionista que compró en la salida, ya ha perdido casi la mitad del dinero que puso en la empresa y si me creo lo que me cuentan (que tengo mis dudas) y asumo que no van a aparecer apuros financieros en el futuro, a precios de hoy estoy pagado un PER de unos 17, que se dice pronto. Lo cual quiere decir que nos la trataron de vender a PER de 30 aproximadamente, en una bolsa que ya está baja, un gran negocio para el que vende. Ojalá los resultados mejoren y la empresa gane mucho dinero, pero muchos inversores ya tendrán que ponderar a la baja para sacar el rojo sangre, al menos durante un tiempo.

Como despedida, y a colación de un mensaje que recibimos un tiempo atrás habíamos pensado en hacer un pequeño encuentro de inversores. Hemos visto que tenemos unos cuantos fieles lectores de Bilbao, y aprovechando que estas Navidades los dos estamos en casa, habíamos pensado en reunirnos en un entorno informal en estas fechas. Tal como han caído este año los festivos habíamos pensado en el día 30 de Diciembre por la tarde. Si alguno de los que nos lee está interesado puede escribirnos al correo de contacto, o si se prefiere otra fecha estamos abiertos a modificarla. Como siempre, esperamos que la entrada haya gustado, un saludo a todos y mucho cuidado con los vendeburras.

10 comments to “Las materias primas”

You can leave a reply or Trackback this post.
  1. Hola,

    Buenas reflexiones haces. La verdad es que para este tipo de negocios, estar en azValor no es, ni ha sido, mala idea. Y ellos lo han aprovechado simplemente fruto de muchas horas de estudio de lo que se producía (oferta), de lo que había (reservas), y de lo que se iba a necesitar (demanda). Claro, hay que echarle horas, y luego tener mano de hierro, de hecho al principio perdieron dinero, para luego recuperarlo con creces y ser el mejor fondo del año.

    Yo invertí en Repsol hace ahora un año aproximadamente porque analicé oferta y demanda mundial de los últimos 10 o 12 años. Vi que pequeños desajustes del 3% provocaban variaciones en el precio del 50% o 70%, y dado que había pocos actores, lo lógico es que se pusiesen de acuerdo para bajar un poquitín la producción, y así ganar mucho más dinero. En su día lo publiqué. y al final está siendo así, pero es cierto que entre tanto hemos pasado por políticos que, como dices, incrementan producciones, otros que no se ponen de acuerdo, luego que si Moody o Goldman Sachs diciendo tonterías, etc etc. Por otro lado, es imposible saber cuál es el punto de inflexión, así que aunque hagamos buenas previsiones, el timing es importante. En definitiva, casi mejor invertir así con azValor, y nosotros dedicarnos a las empresas que dices, que son más fáciles de analizar y más previsibles. Prefiero un 7% anual que un año un 40% y otro un -35%.

    Por cierto, es cierto que no hay imagen de marca, ni producto diferenciador en este sector. Sin embargo, como apuntas, la eficiencia es lo importante, y en este sentido, esta puede ser la barrera de entrada, para cuando baja la marea. Son los que resisten y luego al subir la marea se quedan con todo el pastel. Por otro lado, una barrera de entrada puede ser la económica. No es fácil competir contra Arcelor Mittal porque se necesita una gran cantidad de dinero para producir acero a gran escala, y sobre todo, a un coste bajo.

    En cualquier caso estoy de acuerdo en general con todo lo que dices del sector. Enhorabuena y sigue así.

    Por cierto, como sugerencia, creo que si dividieras tus artículos en secciones y con un pequeño índice o algo los harías más atractivos para muchos lectores que sólo quieren dedicarle poco tiempo y son perezosos.

    Un saludo y feliz Navidad

    • ElDividendo

      Hola MuchoInvertir

      Yo también entré en Repsol y en mal momento porque el petróleo estaba en caída libre. Pensé que en la reunión de la OPEP de finales de 2014 acordarían algo para parar la bajada. Lógicamente me equivoqué y ahora las tengo bien en rojo aunque mucho menos en rojo que hace un año. Los chicos de AzValor lo han hecho muy bien y, como dices, eso seguramente es resultado de mucho (y bien hecho) estudio, sólo queda felicitarles e intentar aprender. Sobre la eficiencia está claro que es la clave, y de hecho por eso no me importó invertir en Repsol, creo que de las operadoras de petróleo es de las más eficientes y, de hecho, se ha visto este año y medio que ha sufrido muchas menos pérdidas que otras con mucho renombre como BP o Shell que han empeorado resultados mucho más que Repsol, lo que pasa es que le penaliza el exceso de deuda que se han comido por comprar Talismán en mal momento. Lo que pasa es que ello seguramente pensaron en su momento lo mismo que yo de la OPEP y creyeron (y como he dicho, yo el primero) que era un gran momento porque se estabilizarían los precios. A toro pasado es un error claro, en su momento pocos lo vieron y precisamente quienes más critican no suelen estar en ese grupo.

      Sobre los acuerdos para bajar la producción al final se han puesto de acuerdo pero es que es muy difícil si se ve con frialdad y perspectiva. Aquí siempre criticamos que se juntan todos los países europeos y todo se ralentiza porque no hay quien ponga de acuerdo a todo el mundo, y son países más o menos normales. Yo a veces trato de imaginarme esas reuniones. Imagínate a Arabia Saudí, Irán, Iraq, Kuwait, Qatar, EAU, Venezuela, Nigeria, Libia… Y luego de invitados estrella suelen ir por ahí Rusia o México. Pues eso, aquello debe ser algo espectacular para ponerse de acuerdo, están ahí reunido lo mejorcito de casa. Es muy difícil que todo el mundo acepte y que luego ninguno haga trampas porque todos piensan que si todo el mundo cumple el acuerdo y yo me paso por unos barriles saco un poco de pasta extra porque me aprovecho de la bajada y saco tajada. Al final normalmente queda la casa sin barrer. De hecho, el precio no ha subido en exceso y no lo va a hacer por el tema del fracking, pero también porque la gente no se fía del acuerdo hasta que lo vean funcionar, y no me extraña, yo tampoco me fío demasiado. Lo del índice lo veo complicado que hagamos, lo único lo que siempre decimos a los que no quieran dedicar tanto tiempo. Que se lean primero el párrafo en el que empezamos «Resumiendo un poco todo…». Ahí intentamos hacer una pequeña síntesis del artículo y luego si quieren consultar alguna cosa concreta pueden ir al párrafo correspondiente, siempre seguimos el mismo orden normalmente.
      Como siempre, muchas gracias por la información.
      Jon

  2. Muy buen artículo. Felicidades. Arcelor tiene ventajas de escala es tan grande que tiene fábricas en muchos países además de una ventaja en costes;al tener sus propias minas, por eso cuando la cosa va mal le lastra más que al resto pero cuando va bien es un ventaja competitiva importante. Es difil producir a un coste más bajó que Arcelormittal pero no imposible ahora si lo consigue una empresa que después tiene que transportar el producto hasta el cliente éso lo encarece el producto final haciendo que al final teniendo un producto igual no puedas competir por su red de fabricación. Es lo que tiene competir contra un titan.

    • ElDividendo

      Hola Áureo

      ArcerlorMittal es un auténtico monstruo del acero, y es muy difícil competir contra ellos, eso está claro. Ahí andan los chinos haciendo trampas (muy habitual en su gobierno, por el que no tengo ninguna simpatía debo añadir) con subvenciones para quitarle cuota de mercado. Pero bueno, parece que la UE les ha parado un poco los pies en ese tema y me temo que el nuevo inquilino de la Casa Blanca tiene la misma simpatía por el gobierno chino que yo. Siempre he pensado que son unos tramposos y lo que hacen en este mercado lo confirma. Pero no me voy más por las ramas, efectivamente la red y la implantación que tiene la hace casi inabordable para la competencia, en ese mercado lo más inteligente en mi opinión es intentar diferenciarte con aleaciones raras o lo que sea para no tener que competir directamente con ellos, es muy difícil.
      Como siempre, muchas gracias por la participación.
      Jon

  3. Sigo aprendiendo mucho con vuestros artículos. Cíclicas para entrar en su base. Estoy de acuerdo, estuve siguiendo valores como RioTinto y Cat pero al final no entré. Sí que lo hice tras leer vuestro artículo en CF, aunque en pequeña cantidad y a precio razonable de 23 dólares. Creo que pueden servir, al igual que otras empresas ciclicas, como aceleradores del objetivo final de la IF si se pillan a buenos precios. Saludos
    Salvatierra

    • ElDividendo

      Hola Salvatierra

      Gracias por tus palabras, que la gente aprenda es la mayor de las satisfacciones. CF es una buena empresa sufriendo mucho en su cotización este año, yo creo que con el tiempo no te vas a arrepentir de la compra pero como dices, con estas cíclicas es importante el precio o momento de la entrada. No vamos a ser los más listos y entrar el día que tocan fondo pero al menos hay que entrar en la zona de bajos.
      Como siempre, muchas gracias por la participación.
      Jon

  4. Excelente como siempre. Muchas gracias!

    Me gusta algo de este perfil para poner pimienta en la cartera pero, sin duda, son empresas en las que vender forma parte de la estrategia. De partes bajas a partes altas del ciclo pueden conseguirse resultados increíbles, pero después es fácil volver a un punto no muy lejano del inicial.

    Yo también tengo MT. Una parte no muy grande de la cartera pero siempre acaba siendo mayor de lo esperado. Queremos encontrar el punto más bajo pero eso es imposible, de manera que muy probablemente nos adelantamos al comprar. Eso me pasó durante 2015 con algunos paquetes de MT. Hoy están en verde pero, sin duda, me adelanté…. Pero hay que contar con ello. Acertar es imposible. Después, si no se le ve muy mala pinta, promediar, y después no tener prisas para vender. Si se compra algo mínimamente sólido, siempre llega el momento en el que se pone en verde… Pero ahí es cuando viene la prueba más decisiva en la rentabilidad de este tipo de inversiones: decidir el momento de venta. Es difícil al principio: despiés de haber sufrido con números muy rojos, no es fácil mantener la calma en el verde… así que no dejar correr las ganancias en ese momento es un error habitual. Vivir unos cuantos ciclos ayuda a llevarlo mejor, pero la seguridad total nunca existe… por eso necesitamos que no sean porcentajes importantes de la cartera.

    Sé que no es el tipo de inversiones del que hablamos normalmente en este foro… pero siempre nos queda nuestro salario de asset managers del 1% anual para poder disfrutar de hacer operaciones de este tipo. 🙂

    Gracias de nuevo!

    • ElDividendo

      Hola DdT

      Está claro que las cíclicas son lo que son, y desde nuestro punto de vista no pueden ser el grueso de la cartera si quieres dormir tranquilo y esperar dividendos año a año con sosiego. Pero bueno, tener una pequeña parte para intentar sacar tajada del ciclo tampoco tiene por qué ser dañino. Además, también dentro de las cíclicas hay mejores y peores empresas, y hay que intentar estar en las primeras.

      Acertar con el día exacto yo creo que es imposible, y si lo aciertas es pura suerte. Lo que yo creo que no es suerte es la zona de entrada, y MTS este año ha estado en momentos muy bajos del ciclo. Ahora lo difícil es juzgar cuándo ha entrado ya en esa zona en que es mejor vender porque no le quede recorrido porque vender el mejor día es también casi utópico. Yo tuve una pequeña aventura con MTS hace años. La compré allá por 2010 como a 16, la vi subir hasta algo más de 20 y no la vendí esperando que subiera hasta valores de 25-26. Lejos de eso empezó la caída. Al principio pensé que estaba tomando un descanso en la subida pero cuando la vi 50 céntimos por encima de lo que la compré la vendí. Cuando aquello no es que tuviera conocimientos, fue simplemente intuición. Viendo ahora, menos mal que salí (tampoco era mucho dinero pero bueno) porque en menos de un mes desde que las vendí vino una caída a cuchillo que me puso los pelos de punta, perdió casi el 50%. Desde entonces intento que las cíclicas no pesen en exceso aunque luego me metí en Repsol, definitivamente hay una parte de mí que quiere algo de aventura, pero desde luego, cuanto más se sabe de esto se hacen menos tonterías. Espero que en unos años no haga ya demasiadas, ya he hecho más que suficientes para mi edad así que habrá que compensar con años sin errores jejeje.
      Como siempre, muchas gracias por la participación.
      Jon

  5. Hola Jon y Gorka.

    Pues mi experiencia con empresas cíclicas es algo dolorosa. El año pasado compré Rio Tinto a unos 28,86 libras la acción allá por el mes de Abril de 2015 y luego las vendí en Octubre de 2015 por unas 25 libras la acción, es decir, una minusvalía del 14% en unos 6 meses, nada menos. Las vendí porque me ponía nervioso ver en la pantalla del broker que tenía oscilaciones del 2% o 3% de subida en un día y al día siguiente otras oscilaciones del 2% o del 3% de bajada al día siguiente. No aguantaba eso. Así que decidí asumir las minusvalías para poder ver la pantalla del broker sin alterarme, que es lo que me sucede ahora. Ahora veo los bandazos que ha tenido la cotización de Rio Tinto durante el final de 2015 y comienzo de 2016 y pienso que si no las hubiera vendido me habría quedado paralizado con un infarto sentado en la silla viendo su cotización, pues llegó a bajar a unas 17 libras. En fin.

    Pero también tengo acciones de Chevron, otra cíclica, y sin embargo no me he alterado al ver este año que el precio de su cotización ha bajado mucho. No sé porqué, la verdad, tal vez porque me consolaba que Chevron me iba a pagar un dividendo casi seguro independientemente del precio del petróleo, lo que así ha sucedido. Aunque es un consuelo algo absurdo, sinceramente.

    Otra acción que me ha provocado taquicardia ha sido Gilead, pues las compré a unos 81 dólares allá por Septiembre de 2016 y prácticamente un mes más tarde de la compra, en Octubre, su cotización bajó a 73 dólares. Pensé, «madre mía, dónde me he metido». Lo que sucedió después es que el dólar subió de valor y pude vender esas acciones justo después de las elecciones de Estados Unidos, así que aunque las vendí a unos 75 o 76 dólares, no me acuerdo, no tuve minusvalías, pues el dólar costaba más. Salí de esa posición únicamente con una minusvalía de 30 céntimos de euro. Tuve suerte, creo. Lo que no sé es qué hacer con Gilead, si la compraré más adelante o no, pero ya lo pensaré, no es un asunto transcendental en mi vida, je je.

    Y otra acción que también me ha provocado algún movimiento en la silla cuando veo su cotización es Essentra, pues en los últimos meses ha tenido una caída grande. Un día hace poco llegó a perder un 20% en un solo día, en fin. Decidí cerrar la página web y pensar en otro asunto.

    Bueno, pues esta es mi experiencia con empresas cíclicas.

    Saludos

    • ElDividendo

      Hola Antonio:
      Lo primero es agradecer el que compartas tu experiencia, sobre todo cuando no es positiva, muy pocas personas comparten experiencias negativas, pero por el contrario es fundamental hacerlo para que otros inversores no se vean como los «únicos tontos» de la inversión. Todos nos equivocamos con este tipo de inversiones, por supuesto, yo mismo.
      Creo que lo más importante de todo es cómo te ha conocido a ti mismo como inversor y que es un paso que todos debemos de pasar. A mí me cuesta un poco también aguantar en las cíclicas, he de reconocer que he mejorado muchísimo en todos estos temas en los últimos tiempo. Para mi siempre es complicado el vender una posición, creo que es mi mayor punto débil.
      Las empresas que comentas son de emociones fuertes, el crudo ha sufrido mucho y las materias también. El caso de Gilead es complicado ya que como dijimos es una empresa que puede hacerte de oro, pero que si no saca nada rompedor y nuevo, se irá mermando poco a poco. Yo espero que de la campanada, les veo con muchas ganas y eso es muy importante.
      Parece que son muchos los lectores que han echado el ojo sobre Essentra. Yo no tengo acciones por el tema del ING que ya he comentado. En breve usaré Degiro o IB para este tipo de compras, porque las comisiones de ING son altas para ir comprando poco a poco esta empresa que me gustó mucho el día que la analicé. La revisaré un poco antes de comprar, pero lo que he visto hasta la fecha no ha hecho que me preocupe en exceso, creo que son problemas pasajeros, pero lo volveré a mirar a ver lo que veo. En caso de que vea algo diferente lo comentaré al final de una entrada, ya que veo que es una empresa que ha despertado interés.
      Un saludo y muchísimas gracias por compartir tus experiencias con nosotros, que para los más nuevos, son oro puro.
      Gorka