Servicios petroleros

Hola Compañeros.

Hoy completamos el artículo anterior haciendo la comparativa entre las 3 empresas de servicios más importantes del sector del petróleo. Hoy pasamos revista conjuntamente a Schlumberger, Halliburton y Weatherford.

En esta ocasión la entrada tendrá un formato un pelín distinto, porque los aspectos del negocio ya los hablamos en el artículo anterior y no hablaré más salvo alguna conclusión que saque como consecuencia de los análisis. Y pasamos hoy también de las reseñas históricas para abreviar un poco al ser 3 empresas juntas. Empezamos con una tabla comparativa entre ambas con las principales magnitudes que miramos habitualmente, tomando como referencia este último ejercicio. Luego haremos un análisis temporal de cada una, pero de momento empezamos con la comparación.

Schlumberger Halliburton Weatherford
Relación corrientes 1.21 2.21 1.74
Fondos propios 51.1% 33.3% -5.8%
Intangibles/Act. 42% 10.7% 18.2%
Deuda LP/EBIT Ø – 14,8 billones 7.6 – 10,4 billones Ø – 7,5 billones
Pas. no cor./EBIT Ø – 19,4 billones 8,7 – 11,8 billones Ø – 8 billones
ROE Ø Ø Ø
Margen neto Ø Ø Ø

La primera e importante conclusión es que, a pesar de que una buena parte de 2017 el petróleo ya ha tenido un precio más estable y elevado, ninguna de ellas ha sido capaz de entrar en beneficios, y sólo una de ellas (Halliburton) ha estado cerca, ya que al menos presenta un EBIT positivo. Esto ya me está determinando que el negocio es peor de lo esperado, ya que los precios tan altos de los años previos ha convertido a estas empresas en dinosaurios que no han sabido aguantar las vacas flacas primero y las menos gordas ahora. Ya se pueden poner las pilas, porque no veo el petróleo volviendo a los 100$ y si con estos precios pierden dinero o no ganan prácticamente nada mal negocio. En el caso de Halliburton hubiera estado en beneficios a no ser por temas impositivos, que son problemas que arrastra de una operación que comentaré cuando hable de esta empresa en concreto. Esto demuestra que quizá es la que mejor se ha sabido adaptar a estos entornos más ajustados, y le da una pequeña ventaja sobre las otras en este sentido.

A la hora de comentar las ventas, la forma de las gráficas es bastante parecida, podría decirse que las de Schlumberger y Halliburton son un calco. Subidas importantes, caída a plomo con la crisis del petróleo, y repunte este último ejercicio. La lógica dice que este año, que ya ha empezado con precios más altos desde el principio, continuará el repunte en ambas. La gráfica de Weatherford es incluso más preocupante, porque no se ve un crecimiento tan pronunciado en la época de bonanza, pero es que tampoco ahora parece repuntar.

Ya iremos viendo con más detalle pero puedo adelantar que lo de esta empresa es de traca. La forma de las gráficas en general no me gusta porque se ve una gran sensibilidad al ciclo del petróleo (como por otra parte era de esperar, pero quizá más agudizado de lo esperado). No hay más que fijarse también en el año 2008-2009, que hubo una caída fuerte, aunque fue muy coyuntural y apenas duró, y ya se resintió la cuenta de resultados con mucha fuerza en estas empresas. Por lo tanto, carácter cíclico como me esperaba pero más agudo de lo que pensaba.

Si miramos ahora la gráfica de beneficios y dividendos nos encontramos cosas muy distintas entre sí. En primer lugar vemos la de Schlumberger. Vemos cómo le golpea la bajada del crudo en 2009, luego cómo repunta hasta alcanzar máximos históricos previos a la gran crisis, que ya en 2015 golpea porque lógicamente una parte del año se hace con precios ya bajos. Aun así, la empresa se mantiene en beneficios. Pero desde entonces, no ha sido capaz de entrar en ganancias, lo cual empieza a preocupar. Además, vemos que el dividendo ha ido subiendo en los años buenos y ahora se mantiene, cuando con la incertidumbre que tenemos yo creo que sería muy prudente eliminarlo y mejorar la situación financiera. Pero es lo que muchas veces hemos comentado aquí de que la gente se pica al dividendo y luego es difícil cortarlo.

Pasamos ahora a hablar de Halliburton. Vemos que la forma de la gráfica es similar hasta que llegamos al 2016, y vemos el desplome total y pérdidas de varios billones (y gracias a que “recaudaron” impuestos que si no sería mucho peor aún). Esto se debió a que quisieron fusionarse con Baker Hughes. De hecho, estaba ya todo medio hecho pero una comisión que vela por la competencia en USA declaro ilegal esa unión por el tema de que se podría convertir en un oligopolio y demás. Y yo no sé quién sería el iluminado que firmó un acuerdo en el cual si al final no se podía hacer la fusión tenían que pagar una multa de varios billones de dólares. Es increíble que se hiciera semejante aberración, y aquí vemos el coste para la empresa y los accionistas. Como siempre, inútiles en la dirección que causan desastres absolutos, y aquí tenemos un ejemplo. Sólo espero que el responsable esté de patitas en la calle porque un desastre de esas dimensiones debe tener consecuencias. Y en cuanto a los dividendos se les puede aplicar lo mismo que a los anteriores, siguen pagando dividendo, increíble después del palo de 2016, son cosas que no logro entender.

Por último hablamos de Weatherford, y esto es espectacular. Desde la crisis de 2008 prácticamente se puede decir que ha sido incapaz de ganar dinero. Es realmente llamativo que en años de bonanza ya perdía pasta y, lógicamente, cuando llegó la caída del precio, las pérdidas se multiplicaron y siguen bastante lejos de los beneficios, y aquí no se puede hablar de algo “coyuntural” como lo de Halliburton con la multa, esto es ya crónico. En fin, un auténtico desastre y, evidentemente, no pagan dividendo.

Al menos tanto Halliburton como Schlumberger tienen flujo de caja positivo, lo que pasa es que están teniendo depreciaciones muy importantes que liman los beneficios y les llevan a pérdidas. De esto todavía nos podemos recuperar pero es que Weatherford en 2017 estaba en flujo de caja negativo antes de llegar al CAPEX, una cosa impresionante. En fin, como vemos, la cuenta de resultados no deja muy bien parada a ninguna de ellas, pero la tercera la descarta totalmente como inversión.

A continuación voy a hacer algo novedoso y especial de esta entrada. Analizaré los mismos puntos que comparé antes pero para cada empresa por separado con los datos de 2017 por ser el último, de 2016 por ser el año del horro con los precios más bajos que se recuerdan, y del año 2014 que fue el último completo de vacas gordas, para ver cómo ha ido afectando la variación a unas empresas y a otras, y pasaré revista a los aspectos más habituales de cada una de ellas rápidamente. Empezaremos por la más grande de todas ellas, Schlumberger.

 

Schlumberger 2017 2016 2014
Relación corrientes 1.21 1.59 1.74
Fondos propios 51.1% 52.7% 56.6%
Intangibles/Act. 42% 44.7% 30%
Deuda LP/EBIT Ø – 14,8 billones Ø – 16,4 billones 1.32 – 10.5 billones
Pas. no cor./EBIT Ø – 19,4 billones Ø – 21,3 billones 1.83 – 14.6 billones
ROE Ø Ø 14.4%
Margen neto Ø Ø 11.2%

Primero sobre el tamaño decir que capitaliza por algo más de 90 billones, siendo claramente la más grande de las tres que comparamos. Empieza a ser ya un gran tamaño, pero todavía no ha llegado a la categoría de otros monstruos que hemos visto. No obstante, empieza a ser complicado conseguir grandes expansiones y revalorizaciones.

En cuanto al balance, vemos cómo la relación de corrientes se ha ido deteriorando estos años hasta alcanzar un valor en 2017 que para este negocio me empieza a preocupar. En líneas generales vemos que la crisis del petróleo ha deteriorado el balance de forma notoria (es algo que veremos en todas ellas) pero en este caso es especialmente llamativo porque en 2014 tenía un balance bastante sólido y la cosa ha ido claramente a peor. Comentar que los intangibles y fondo de comercio son especialmente elevados en esta empresa. Aquí puede haber algo de humo porque curiosamente cuando la cosa se ha puesto fea ha aumentado la proporción de intangibles de forma notoria y es algo que no me ha gustado un pelo. En su descargo hay que decir que en cuanto a tecnología e investigación es la referencia destacada entre las tres. Por propia experiencia sé que empleados de la competencia utilizan los manuales de Schlumberger para que sus empleados hagan el training, que hay prácticamente acuerdo unánime en el mundillo en que es el mejor de todos con diferencia. Por lo tanto, tiene cierto sentido que la que es referencia en tecnología en la mayoría de las líneas de producto de estas empresas tenga unos intangibles derivados de patentes mayor que el resto, pero no me termina de agradar.

Sobre la deuda vemos cómo estaba controlada, en rangos más que aceptables. Pero es el peligro de estos negocios. De repente ya no ganas dinero, y lo que eran unos múltiplos razonables se vuelve una montaña. Subió mucho y ahora parece que empiezan a controlarla. Eso sí, también con un empeoramiento de la relación de corrientes y disminución de fondos propios que de todas formas siguen en un buen rango. La deuda son todo bonos a tipo fijo lo cual es una ventaja a día de hoy, y se maneja en intereses que en su gran mayoría rondan entre el 3 y el 4%, que no está mal para un negocio con tanta incertidumbre y que a día de hoy está en pérdidas. El año 2021 está bastante cargado de vencimientos pero por lo demás todo correcto en cuanto al calendario. Pero como he dicho, un negocio tan cíclico exige tener la deuda bajo control porque de lo contrario lo que hoy parece calderilla se vuelve impagable en pocos trimestres.

Vemos que los márgenes eran más que interesantes en 2014. Pero si digo la verdad, en plena burbuja como estábamos en ese momento esperaba ver cosas mucho mayores. Si asumo que no vamos a volver a esos precios disparados, aunque la empresa salga de pérdidas nos vamos a quedar en márgenes muy bajos. Y si en algún momento me quedo con una empresa que tenga márgenes bajos obviamente voy a pedir que sea un negocio sencillo y recurrente, y éste no cumple ninguna de las dos cosas. Es decir, para un negocio tan riesgoso como éste quiero márgenes mayores en época de bonanza, porque no es un sector que me dé seguridad.

Vemos ahora nuestra querida Gráfica de las Lamentaciones, vemos bastantes cosas. Para empezar, podemos ver que antes de la gran crisis los márgenes iban decayendo a la par que las depreciaciones tuvieron ya un primer escalón con el susto de 2008. Pero en líneas generales la empresa funcionaba. Pero con la crisis empiezan a aparecer los síntomas de que algo no se ha hecho bien. El primer y más grande de los síntomas es cómo se han disparado las amortizaciones estos años. Es evidente que había activos y sinergias que no valían lo que ellos decían que valían, y sin embargo sigo viendo unos intangibles muy grandes. Para hacernos una idea, en 2008 y 2016 las ventas fueron calcadas, y sin embargo en valor absoluto las depreciaciones se duplican. O bien ahora se deprecia de más y no lo creo, o hasta entonces no se había depreciado como es debido. Los costes financieros se disparan pero básicamente porque prácticamente no hay EBIT, si solucionaran esto se arreglaría el problema. Y vemos unos costes de investigación que no son despreciables. Interesante gráfica que deja un debe importante.

Precisamente sobre la directiva recae este tema, ya que se ha metido mierda debajo de la alfombra hasta que el problema ha salido a la luz, y ahora llegan las pérdidas millonarias y los problemas, y ellos son responsables. No voy a hablar de coeficiente de habilidad esta vez porque no es justo con estos dos últimos años, pero independientemente de eso no me gusta cómo han llevado la empresa. También hay que decir que no son tampoco el desastre, la empresa era bastante estable hasta que ha llegado una crisis enorme que tampoco podía preverse. Pero unos genios desde luego no son, y me inspiran cierta desconfianza. Pasamos ahora a mirar a su competencia más directa, Halliburton.

 

Halliburton 2017 2016 2014
Relación corrientes 2.21 2.9 2.56
Fondos propios 33.3% 35% 50.5%
Intangibles/Act. 10.7% 8.9% 7.2%
Deuda LP/EBIT 7.6 – 10,4 billones Ø – 12,2 billones 1.54 – 7.8 billones
Pas. no cor./EBIT 8,7 – 11,8 billones Ø – 13,5 billones 1.97 – 10 billones
ROE Ø Ø 21.4%
Margen neto Ø Ø 10.6%

En cuanto al tamaño, hablamos de una empresa de algo más de 40 billones. Estamos por lo tanto ante una empresa ya importante, pero aproximadamente de la mitad de tamaño que la anterior. No es todavía un monstruo, quizá de ahí el deseo de unirse a Baker Hughes para ponerse a la altura de Schlumberger en cuanto a dimensión. Para la inversión no está mal en este apartado.

Si miro el balance veo una relación de corrientes que es consistentemente más conservadora que en la competencia, lo que para un negocio como éste me parece muy a tener en cuenta. Esto no es un negocio regulado o de rotación especialmente rápida y puedes tener un susto en un determinado momento, me gusta estar un poco más cubierto. En los fondos propios sí que está claramente por debajo de Schlumberger, y se mueve en rangos que si bien no son alarmantes, sí que diría que me preocupan un poco. Vemos que la cosa en este sentido estaba bien hasta 2014, pero la multa de varios billones ha comido fondos propios como una piraña, y éstos han quedado diezmados. Habrá que ver si en el futuro van subiendo de nuevo y esto queda como algo pasajero o se van quedando en estos rangos. Es increíble el daño que ese acuerdo le ha hecho a esta empresa, devastador. Los intangibles los vemos mucho más bajos que en la competencia, lo cual era esperado aunque no tanto. De hecho, es todo fondo de comercio porque activos intangibles no tienen. Esto es algo que me ha gustado dentro de este balance, que en general lo considero el mejor de las tres.

La deuda vemos que estaba controlada en 2014, pero entre la crisis de precios primero y el multón después se ha ido un poco de las manos. Me alegra ver que aunque sea a base de sacrificar fondos propios (en esta empresa todavía nos quedan ya veréis el espectáculo de la última empresa) y empeorar mucho la relación de corrientes (ha pasado de casi 3 a poco más de 2) se está haciendo un esfuerzo por controlar el tema de la deuda, supongo que querrán volver a rangos previos a la crisis pero eso va a costar. La estructura de la deuda es como en Schlumberger, todo son bonos a tipo fijo, y la mayoría de tipos también oscilan entre el 3 y el 4%, aunque aquí encontramos un tramo importante al 5% que vence en 2045. Está financiada muy a largo plazo y no creo que vayan a tener apreturas en el futuro próximo, pero claro, habrá que ver cómo evoluciona el negocio. Si la cosa va bien es perfecto porque no tienen apreturas en estos momentos y si pillan un buen ciclo de petróleo podrán cancelar los peores tramos y refinanciarse. Pero claro, si la cosa no se aclara los tipos a tan largo plazo son algo más altos y hay que pagar. Pero creo que han sido inteligentes de cara al futuro.

Los márgenes los vemos similares a los de la empresa anterior, ligeramente inferiores. Y hago el mismo comentario; me parecen bajos para un negocio con tantas incertidumbres y tan complejo. También he de decir que esperaba que Schlumberger refrendara esa posición de liderazgo con unos márgenes notablemente superiores a la competencia, y sin embargo esto no se da, están muy parejos.

Miramos ahora nuestra Gráfica de las Lamentaciones. Y la verdad, es la más plana de las tres. Sobre todo me llama la atención que las amortizaciones están más controladas, y que tras un ejercicio de limpieza casi han vuelto ya a sus niveles anteriores. Alguno igual dice que es casualidad, pero creo que hay una relación entre esta menor volatilidad de las amortizaciones y el hecho de que no haya intangibles en el balance (porque se han depreciado como es debido). Lógicamente con la pedazo de crisis que hubo hay activos que dejan de tener valor, y a la vez sinergias con las que contabas al comprar otras empresas se van al garete. Pero si se ha trabajado con seriedad antes se recupera uno antes de esos golpes, como muestra esta gráfica, que suele dejar algunas vergüenzas al aire. Por lo demás pues vemos cómo los costes financieros se disparan en la crisis pero porque la empresa deja de ganar dinero más que por otra cosa. Comportamiento similar en cuanto a la tendencia de los márgenes a lo que veíamos en Schlumberger, pero concluyo que esta empresa ha sido dirigida con más solidez que la competencia.

Sobre la directiva tenemos aquí luces y sombras. Luces porque me parece que son los que mejor y con más prudencia han llevado el negocio entre la terna de empresas que estamos mirando hoy. Me gusta más su estructura financiera, más prudente y al final en márgenes consiguen estar ahí, y eso es de aplaudir. Pero no podemos obviar los más de 4 billones (que se dice pronto) que han tenido que pagar por no finalizar el proceso de fusión. Es inadmisible firmar algo así, que puede comprometer seriamente el devenir de la empresa (como así ha ocurrido) y que al final te deja como estabas pero con 4 billones menos. Como ya dije, espero que el responsable esté en la calle porque el daño ha sido terrible, y la empresa tardará en recuperarse. Por lo tanto no sé muy bien qué decir porque parece una directiva en líneas generales bastante seria y solvente, pero un error de esa magnitud pesa y mucho. Nos vamos por último a mira la que, según he podido saber de gente del mundillo, es a priori la peor de todas, pero habrá que ver los número y ver si lo confirman o lo desmienten, nos vamos a ver Weatherford.

Weatherford 2017 2016 2014
Relación corrientes 1.74 2.02 1.97
Fondos propios -5.8% 16.3% 37.2%
Intangibles/Act. 18.2% 24% 18.2%
Deuda LP/EBIT Ø – 7,5 billones Ø – 7,4 billones 13.5 – 6,8 billones
Pas. no cor./EBIT Ø – 8 billones Ø – 8,1 billones 15.5 – 7,8 billones
ROE Ø Ø Ø
Margen neto Ø Ø Ø

De esta empresa sólo comentaré un par de detalles porque creo que la tabla habla por sí sola. Es la más pequeña con diferencia, capitalizando por algo más de 2 billones. Por lo tanto, es la que más margen tendría en cuanto a crecimiento, si acaso viera algún indicio de que esto puede crecer.

No hay más que ver en el balance la trayectoria de los fondos propios hasta llegar a tener fondos propios negativos. La deuda que sigue creciendo poco a poco, ya no quedan fondos propios y la empresa sigue sin ganar dinero. Esto la verdad es que pinta negro, pero que muy negro. Y desde luego, si alguien gana dinero haciendo trading con esta empresa no será el menda, yo de cosas así huyo como del agua hirviendo.

No merece la pena hablar de márgenes, porque para eso hay que ganar dinero alguna vez, cosa que esta empresa casi diría que desconoce lo que es. La deuda es grande para una empresa de ese tamaño (ya vemos los múltiplos el único año que tenemos con EBIT positivo de los comparados) y la verdad es que ni me he molestado en ver qué tal está el calendario de la misma porque me da igual, esta empresa la hubiera descartado y no hubiera aparecido publicada de no formar parte de la comparativa porque para alguien que busca lo que yo no merece más atención.

Comento por encima la gráfica de las Lamentaciones porque es el ejemplo de lo que no buscamos. Líneas para arriba y para abajo; vemos cómo los impuestos y las amortizaciones parecen una montaña rusa, los costes financieros disparados por ahí, superando al EBIT en ejercicios que por precios del petróleo debieran haber sido buenos… Un auténtico despropósito y un desastre total. La única línea medianamente plana es la del margen bruto y va hacia abajo hasta llegar a estar en negativo, poco más que añadir. Bueno, sí, que os podéis imaginar mi opinión sobre la directiva. No les confío yo mi dinero ni loco. Eso, y mucha suerte para los empleados porque si la situación no mejora lo van a pasar mal.

Miradas las tres empresas un poquito más de cerca haré un pequeño comentario sobre la gráfica de cada una de las empresas sin entrar a fondo en ello porque tampoco le damos mucha importancia y tampoco es un negocio que nos guste en exceso. No podemos desligar la cotización a la del petróleo, por lo que pongo también una imagen de la cotización de los futuros del Brent. Vemos cómo estaba en máximos antes del golpe del 2008. Pero este golpe fue seco y rápido, y rápidamente recuperó niveles en los que las empresas volvían a ganar dinero. Luego llegaron varios años seguidos de vacas gordas, todos felices y ganando dinero (bueno, Weatherford igual no pero ésa es punto y aparte) y ya en la última parte de 2014 empieza el desplome. Aun les da a las empresas para firmar en general el mejor año pero ya la cosa se pone fea, y el 2016 es un año terrorífico. Nadie esperaba que la estrategia de Arabia Saudí fuera a ser la que fue, y además ha acabado en fracaso, ya que el fracking sigue más vivo que nunca.

Schlumberger tiene un comportamiento bastante similar al del petróleo en cuanto a tendencia, pero vemos que no ha bajado tanto como uno podía esperarse. La caída fue mucho más abrupta en 2009 y hasta niveles bastante inferiores, y sin embargo la situación del negocio es bastante pero a día de hoy que entonces, que nunca ni se acercó a las pérdidas. Pero el mercado es así, es caprichoso. Yo lo sigo viendo caro (hoy no viene a cuenteo hablar de PER en un negocio así y con las empresa en pérdidas) aunque esté por debajo de la media móvil 1000 sesiones. En este 2018 empezaba un repunte pero se ve que la publicación de los resultados ha bajado a la gente a la realidad de nuevo. Yo no lo veo para nada barato a pesar de estar claramente por debajo de la línea morada como digo.

Halliburton tiene un comportamiento similar aunque presenta un bajón extra por lo de la multa en 2016. También hay que decir que la variación ha sido menor, los bandazos no han sido tan grandes. Tiene cierta lógica porque ya he dicho que me ha parecido la de gestión más conservadora y eso hace que esté mejor preparada para encajar un golpe, lo que pasa es que ha encajado uno y de los gordos además de la crisis propia del sector. No hay más que ver que está a la par de la media móvil, lo cual me parece un disparate teniendo en cuenta que todavía no hemos vuelto a los beneficios. Creo que también estamos ante una empresa cara en estos momentos.

Por último, un comentario sobre Weatherford. No ha sido sorprendente ver que cotiza en mínimos históricos tras ver su balance y cuenta de resultados. Cualquier otra cosa hubiera sido un sorpresón para mí. Es increíble que esta empresa hace 10 años valiera 20 veces más, es espectacular la caída. Y es que entonces era una empresa pequeña, que ganaba dinero, con ventas crecientes… Ahora se le ha dado la vuelta a todo y es un desastre total, y la cotización ha ido en consonancia hasta los infiernos. En fin, si soy sincero, diré que la sigo viendo cara porque yo no pagaría ni un céntimo por esto, es lo que hay.

Resumiendo un poco todo, para completar la semana petrolera, y ya que en su momento recibimos muchas peticiones del sector, hoy hemos hecho una comparativa lo mejor que hemos podido/sabido entre las 3 empresas de servicios petroleros más importantes del mundo (la cuarta, Baker Hughes, fue a para a GE) para ver cómo se han comportado y las diferencias que hay entre ellas, y hemos podido ver de todo. La primera conclusión es que el negocio es peor de lo que yo esperaba, más vulnerables al precio del petróleo de lo que pensé inicialmente, lo cual no hace más que quitarle atractivo a la hora de invertir. Y después en cuanto a gestión hemos visto un poco de todo. Yo diría que con sus más y sus menos Schlumberger y Halliburton no están mal gestionadas. Han sufrido en ventas y beneficios pero la estructura financiera no está mal (mejor Halliburton) y las directivas parecen saber lo que se hace (aunque en Schlumberger tenemos el tema de las amortizaciones y los intangibles y en Halliburton el error garrafal de la multa millonaria). Los márgenes no son tan buenos ni siquiera en vacas gordas y en general diría que estoy un tanto decepcionado con lo que me he encontrado. Para una cartera ElDividendo Halliburton hasta el 3% en plata rojo y Schlumberger hasta el 2% en bronce verde. La diferencia de escalón es exclusivamente porque he visto más robustez financiera en Halliburton y me gusta más cómo está llevada, a pesar de no ser la empresa líder en cuanto a tecnología en el sector.

Mención aparte merece Weatherford, que evidentemente se va a la categoría de ¿Valor? Y no recomiendo su compra. Para mí no vale ni lo que cotiza, es una empresa que si no ha ganado dinero en los años previos a la crisis del petróleo va a encontrar difícil volver a la senda de los beneficios, y le veo un panorama negro de verdad. Dicho lo cual, ojalá mejore su situación, sobre todo por trabajadores y accionistas, pero yo no sería muy optimista. Por supuesto, ninguna de ellas es para inversores noveles, aquí hay que tener ya cierta experiencia, y a ser posible conocer un poco el mundo y su tecnología, para intentar afinar el momento de entrada porque son empresas en las que en el momento en que entras tienes que estar pensando el momento de salida, no son empresas para toda la vida, y por ello no concuerdan muy bien con los criterios inversores de esta web. Hoy la entrada ha sido un poco más densa y extensa de lo habitual, había que condensar tres empresa y por eso hicimos la entrada introductoria anterior, pero esperemos que de todas formas os haya gustado y como siempre muchas gracias por la visita.

4 comments to “Servicios petroleros”

You can leave a reply or Trackback this post.
  1. Como siempre un analísis muy completo el que realizas. Por lo que veo hay alternativas mejores donde meter el dinero que estas tres empresas.Un saludo y gracias por elartículo

    • ElDividendo
      ElDividendo says: 25 marzo, 2018 at 11:06 pm

      Hola Blogs y Mercados

      La verdad es que a mí el sector de las materias primas me parece complicado, para comprar sólo a precios muy baratos y pensando en vender. Este tipo de empresas se han mostrado muy inestables, y entran rápidamente en pérdidas, y eso no me gusta en mi cartera. Pero bueno, hay opiniones para todos los gustos.
      Como siempre, muchas gracias por la participación.
      Jon

  2. Felicidades por tu blog, no lo conocía y me ha parecido claro e interesante.
    Las empresas que analizas pues mejor no meterse…

    Una pregunta sobre otro tema. Analizaste 3M hace tiempo. Como la ves para entrar después de la caída?

    • ElDividendo
      ElDividendo says: 25 marzo, 2018 at 11:07 pm

      Hola Jesus

      Gracias por tus palabras sobre el blog. Sobre 3M, yo no diría que se ha abaratado, sino que está un poco menos cara. Está terriblemente cara para mi gusto, claramente por encima de PER25, si tenemos en cuenta el tamaño que tiene la empresa son precios para mí prohibitivos, tendría que caer mucho más para plantearme una entrada en esta empresa, que por otra parte, es una empresa excelente, y lo sigue siendo. Pero el precio es demasiado alto en mi opinión.
      Como siempre, muchas gracias por la participación.
      Jon