Banco Santander

logo banco santader

Pocas cosas podrían darme una alegría igual que comenzar mi primer artículo de la web con esta maravillosa empresa, el Banco Santander. Antes de nada mis más sinceros agradecimientos a su recién fallecido presidente Emilio Botín. Nada hubiese sido igual sin su aportación. Gracias por todo.

Estamos ante el mayor banco de la zona Euro, y uno de los que más dividendos han repartido y repartirán entre sus accionistas, este compañeros, es uno de los grandes y de los buenos. Parece que la crisis bancaria está ya acabando, estoy viendo cada
día mejores condiciones para hipotecas, mejores condiciones para préstamos personales; en definitiva, la banca cuenta con liquidez que quiere prestar para hacer su negocio. Esto es una buena noticia, porque implícitamente nos indica que por fin están dejando de provisionar dinero para posibles impagos y deciden dedicarlo a su
principal negocio que es prestar dinero para recuperarlo con intereses. Parece que los resultados de este año van a ser bastante buenos, pero eso hasta que no se publique no se puede afirmar.

Como aquí lo que nos interesan son los DIVIDENDOS, vamos a ello. Y esta es la mala noticia por ahora, digan lo que digan los periódicos, comentaristas, economistas y catedráticos, el Banco Santander a día de hoy NO PAGA DIVIDENDOS, sino que hace ampliaciones de capital liberadas. Esto se puede comprobar de una forma muy clara en la página web de la CNMV, donde en ningún sitio se habla de dividendo sino de ampliación de capital. Esto, y de forma muy resumida, quiere decir que quién quiera puede vender sus derechos de la ampliación al Banco Santander a un precio fijo o a otro inversor al precio que dicte el mercado en ese momento. De esta forma se cobra dinerito contante y sonante. La otra forma, es ejercer la opción que nos dan esos derechos y canjearlos por NUEVAS acciones del Banco Santander, con los mismos derechos y obligaciones que las anteriores.

Si somos accionistas, qué podemos hacer? Pues muy fácil, si por alguna de las millones de razones que en este momento nos hacen necesitar el dinero, vender los derechos, al Santander o al mercado, lo que fiscalmente más nos interese (en este momento al mercado seguramente). En caso contrario, y sin dudar, coger las acciones.

Este es uno de los grandes y hay que estar dentro, con cuantas más acciones mejor y no tiene ningún sentido dejar escapar una oportunidad de reinversión de dividendo a coste fiscal cero. En mi opinión hasta que cotice por encima de 9€ la acción es mejor canjear por acciones, a partir de ese valor habría que hilar más fino.

En este banco solo hay un problema. Con la inmensa cantidad de acciones que está emitiendo ( en 2010 había 8.329 millones de acciones en circulación y el 17 de octubre de 2014 hay 11.998 millones y a la espera de seguir creciendo por más ampliaciones de capital) el beneficio del grupo se diluye. La parte buena es que de
esta forma la inmensa mayoría del dinero generado se queda dentro del grupo y antes o después se transformará en valor para los accionistas, pero hemos de tener en cuenta que los que no han acudido a ninguna de las ampliaciones se han visto cobrando un buen dinero, que no será sostenible a medio plazo salvo enorme sorpresa, y estas, no suelen suceder, ojalá suceda, pero lo veo muy
improbable.

Su negocio me parece bueno. Yo no soy cliente, me lo estoy pensando porque dentro de los enormes cambios que estoy dando en mi vida, uno es el cambio de entidades bancarias. De todo lo que he mirado no me ha parecido el mejor en nada, pero si el mejor en el global de todo. Por lo tanto a día de hoy se encuentra entre uno de los dos candidatos a ser el banco principal para mis movimientos y parte del ahorro. El trato en las sucursales me parece muy bueno, seguro que habrá excepciones como en todos los sitios. Tenemos que tener en cuenta que una empresa que emplea a tantísima gente no puede controlar la aparición de empleados, incluso directores de oficina, que no den la talla, ni representen los modelos y directrices del banco. Pero lo que me he encontrado me ha gustado. Un gran punto a su favor es que, raro es el lugar donde no tienen oficina, que te puede sacar de un apuro en un momento dado y siempre puedes disponer de dinero de la oficina o del cajero. Puede parecer una tontería, pero estas pequeñas comisiones que nos cobran son igual que pequeños agujeros en nuestras carteras y recordar que un gran barco se puede hundir por un pequeño agujero, por lo tanto, mejor tener todos los agujeros sellados. Están tratando de poder atender a todos sus clientes en todas las oficinas del grupo en el mundo. Me temo que tardará, pero es otra cosa a favor. Todo lo que sea sumar me encanta.

Su plan de “queremos ser tu banco” me parece muy bueno y muy razonable. No es nada restrictivo para estar exento de las comisiones más habituales que agujerean nuestras carteras, mejor en general que la mayoría.

No me gusta mucho su apariencia en internet, cosa que creo que ya han comunicado que van a mejorar, me alegro mucho. Tampoco me gusta que muchas operaciones estén ligadas a las oficinas de creación de tu cuenta, pero en general se soluciona bastante fácil. Lógicamente sería mucho mejor una banca más dinámica, pero no creo que sea algo que resulte insoportable, un poco molesto algunas veces, quizás.

Este sector empresarial nunca ha gozado de mucho prestigio ético, unas veces porque las personas que consumen sus servicios no los entienden o no quieren entenderlos. Otras desgraciadamente porque se lo han merecido con creces (preferentes, interés suelo, avales abusivos…). No podemos, ni debemos meter a todos en el mismo saco, no sería justo. Unos la han liado pero bien, otros un poco y dirigido por ciertas personas de dentro únicamente y muy pocos han sabido mantenerse al margen y renunciar a la codicia y el dinero fácil de todas estas prácticas comprometedoras. El Banco Santander ha vendido algún producto de estos, y puede que no se hayan tomado todas las medidas necesarias (medidas que es el Banco de España el que debiera haber exigido estrictamente), pero en general no me parece un banco especialmente implicado en todo este tema. Se habló bastante de unos bonos convertibles, en los que varios inversores habían perdido dinero, yo también he perdido dinero en algunas de mis inversiones y no pongo pancartas en ningún sitio ni culpo a mi bróker. En definitiva podemos decir que el Banco Santander no ha sido un banco implicado en productos tóxicos, al menos en mi opinión.

Mucho cuidado compañeros, ante este tipo de inversiones solo la formación y la experiencia nos salvarán, porque hay un auténtico ejército de cerebros creando nuevos productos y cambiando nombres, y antes o después, vendrán a agujerear nuestros bolsillos. Mucho cuidado y ante todo formación, esta jamás nos la podrán quitar.

Resumiendo, me gusta el banco, buen dividendo cuando lo da (me gustaría tenerlo como un aristócrata del dividendo, pero no puede ser), buen trato al cliente y accionista. Estas dos cosas, al final, acaban dando sus frutos. Para tener en una buena cartera de dividendos hasta un 10% – 15% dependiendo del tamaño y diversificación. Comprar siempre cuanto más barato mejor, y si es al final de grades caídas mucho mejor, pero este es un valor que si se compra en precios medios del año, no nos decepcionará a largo plazo. Por debajo de 7€, es sin duda una compra aceptablemente buena para cómo están los mercados a día de hoy. Dónde quedan ya aquellos días en que podíamos conseguirla a menos de 6€, incluso de 5€. Paciencia amigos y cuando hay ocasión disparar con cabeza y sin miedo. Es una verdadera pena que no esté pagando en cash, pero todo indica que a lo largo del año que viene comience a variar la forma de retribuir al accionista. No parece sostenible este 0.60€, pero aun así es una de las grandes del dividendo de España y de Europa.

Un saludo y mucha suerte a todos