FCC

fcc

Hola Compañeros:

Hoy vamos a hablar de una empresa muy diferente a las anteriores, FCC. Esta empresa no pasa precisamente por sus mejores momentos. Nunca pongo fecha a mis artículos porque analizo empresas en global con el único objetivo de ver si se puede adaptar o no a una inversión del dividendo. Hoy haré una excepción y la pongo, estamos a 21 de octubre de 2014. Acaban de aprobar una ampliación de capital por importe de unos 1.000 millones de euros (teniendo en cuenta que capitaliza 1.800 – 2.000 millones de euros siendo optimistas, nos encontramos con que el número de acciones en circulación aumentará seguramente en más de un 50%). Esto es dinamita pura para los que están dentro. Resumiendo significa poner dinero para no diluirse (mucho dinero, tanto como la mitad de lo que marca la cotización más o menos) o sino diluirse. Habrá que esperar a ver el precio en que se
cierra la ampliación y las condiciones finales, pero a mí lo que de verdad me gusta es cobrar dividendos y no pagar ampliaciones. Si quiero asignar mi dinero, ya lo haré de la forma que quiera, cuando quiera y donde vea que más posibilidades tengo de cosechar; no donde me fuerzan con una ampliación de pago. 

A mi modesto parecer, a una situación así solo se puede llegar por una nefasta gestión, fruto del dinero fácil de pedir prestado sin ser consciente de que hay que devolver lo que se pide, y además estos prestatarios acostumbran a pedir intereses, ¡qué usureros!.

FCC tuvo un BPA de 5,65€ en 2007 en plena burbuja y descontrol del gasto en infraestructuras. Si hago una media bastante a su favor teniendo en cuenta los dos años posteriores (que continuó el descontrol) y los dos anteriores (donde también hubo descontrol), me queda un BPA (20052009) de 3,61€. Si le aplico un PER 15, me da una cotización neutra de 54,15€ la acción. Si le aplico que ahora habrá mínimo un 50% más de socios, pero el mismo negocio, porque la ampliación se hace para pagar deuda, no para abrir nuevos mercados, me queda 36,1€, con descontrol. Dentro de la expansión internacional ha habido de todo, pero en general la veo positiva aunque algunas cosas no hayan salido del todo bien. Sí que es cierto que al haber menos deuda ganas más porque pagas menos intereses, pero también es cierto, que dudo que vayan a llegar en pocos años este tipo de descontroles. Dudo que se vayan a coger obras con los márgenes que se estaban dando en esos años, y eso afecta también al beneficio. Lo uno por lo otro. Al fin al cabo, no trato de saber si es buena con un euro de diferencia en el precio, lo que trato es de saber si es apta para mi forma de ver la inversión.

Hasta aquí todo va muy bien. Pero ahora llegan dos grandes problemas. Primero, a pesar de ampliar capital para quitar un tramo de deuda nefasto con intereses superiores al 11% según cuentan, sigue quedando una deuda importante, como de más de 5.000 millones. Por lo tanto, y para entrar en rangos aceptables de deuda después de su historial de descontrol, debieran aumentar su EBITA hasta no menos de 1.250 millones, cosa que tampoco veo imposible. Para ver de una forma clara la magnitud de sus deuda, si dividimos estos 5.000 millones de deuda entre el posible número de acciones después de la ampliación (unos 190 millones) nos queda una deuda por acción de 26,31 €, que para una empresa que gana en tiempos del descontrol y a bajos costes de financiación una media de 3,61€ (diluido por la ampliación de capital sería 2,41€) es muy alta. Además se está deshaciendo de ciertos negocios de infraestructuras que la hacían menos cíclica, con lo cual peor se pone la cosa. Parece ser que se quiere centrar en la construcción y nos guste o no, este sector es cíclico. El segundo problema, es que ha tenido que deshacerse de negocios para bajar la deuda, y claro está, quizás de esta forma optimices el rendimiento de la empresa, pero sin lugar a dudas bajas la facturación. De forma que cuantos más negocios se vendan, más se estrecha el número de sitios desde
los que nos entra dinero. La venta de activos no estratégicos, es una frase muy de moda últimamente que a mi forma de ver solo camufla dos opciones como norma general. La primera, señores nos hemos equivocado y esto por lo que hemos pagado un dineral no produce ni de lejos lo que esperábamos y lo vendemos como sea para recuperar el poco o mucho dinero que nos den por ello. Y segundo, señores, estamos tan endeudados que o vendemos algo, o nos lo embargan o quebramos. No creo que sea tan difícil ni de explicar, ni de entender.

Otro asunto complicado es lo que va a pasar tras el cambio del mapa del accionariado y con la total seguridad de que Koplowitz bajará del 30%, según anuncian hoy varios diarios. Pues esto sí que es la lotería, porque puede pasar de todo. Desde que todo siga igual (esto me huele que no va a ser así), hasta que haya un total golpe de estado y pasando por todos los puntos intermedios a esto. Yo apostaría por el golpe de estado sin titulares, pero esto ya se verá. No creo que alguien que invierta una cantidad ingente de dinero en una empresa así vaya a permitir que los mismos sigan haciendo de las suyas otra vez. Su plan de reestructuración me parece bueno, no ha sido sincero, y desde luego ha sido muy tardío. No me gustan las directivas.

El valor contable de la acción se queda en 0,03€ lo cual es prácticamente nada. Creo que se han pasado al hacer balance y lo han puesto más negro de lo que en realidad está. Esto quiere decir que a día de hoy por menos de 40.000€ tendríamos el 1% de FCC. No lo veo real, pero bueno es lo que hay en sus cuentas. Me imagino que entre la ampliación de capital y los próximos resultados esto sea un poco más acorde con la realidad. Ojalá pudiera comprar el 1% de FCC por 40.000€, no me gusta para mi club, pero a esos precios no lo dudaría. De hecho la cotización ya marca otra dirección. No todo va a ser críticas. Hay que decir que tiene una muy buena cartera de contratos y está muy bien implantada en asuntos como aguas y medio ambiente. Esto es un gran activo y esto sí que genera dinero, tiene futuro y lo veo sostenible.

Resumiendo, empresa que va mal, mal gestionada, endeudada hasta las cejas y a precios bajos, casi mínimos de muchos años salvo la crisis del 2012. No la veo para una cartera de las que me gustan, las del dividendo, carteras tranquilas y seguras. De las que poco a poco y a su ritmo suben todas las montañas. FCC se está convirtiendo en una montaña rusa y eso no me gusta para mis dineros, eso está bien solo para las vacaciones. Eso lo alquilo, nunca lo compro. Si alguien hace sus cuentas y ve posible revalorización a medio o largo plazo, lo puede intentar, pero veo mejores posiciones con menos riesgo, cada día me gusta menos el riesgo. Ni pertenece ni creo que vaya a pertenecer a mi club del dividendo, no cumple ni uno solo de los requisitos. Y por lo que he leído no creo que pueda pagar dividendos en unos cuantos años, o al menos no debiera hasta que baje la deuda de una forma más que razonable. Si Koplowitz ha conseguido una carencia de 5 años y además en caso de cobrar dividendos los tiene que entregar al banco como pago, no veo razón para que se paguen dividendos en esos 5 años, a no ser que deje de mandar en la empresa, lo cual es perfectamente posible. Ha apurado todas las negociaciones hasta que no había salida, de forma que no todo iba como pensaba o deseaba. Ojo compañeros, aquí puede haber pastel.

Aquí cometí un error, yo la compré y dos veces además. Ya me he desecho de todas ellas en dos bloques. Una cosa os puedo asegurar, estoy mucho más tranquilo con el cambio. El error me ha salido caro, o puede que barato, porque he aprendido de ello, ahora lo primero que miro en una empresa es como están sus cuentas de una forma mucho más estricta, sobre todo sus deudas y como están estructuradas. Compañeros aquí todos nos equivocamos, no hay excepciones. Hay muchos que no cuentan sus errores y no los asumen, dicen que han sido producto de la suerte. Esto a veces también sucede, pocas veces yo creo, pero sucede. No os avergoncéis de vuestros errores, como os he dicho, todos los cometemos. Pero aprender de ellos, y no los volváis a cometer, porque de esta forma habremos cambiado un error que nos ha costado dinero, por un curso intensivo en inversión y esto último nos traerá consecuencias casi siempre positivas.

Un saludo y mucha suerte.