La Gran Partida

portada
Hola compañeros: 

Hoy voy a cerrar de momento el turno de entradas para principiantes. Es la tercera consecutiva y me estoy poniendo muy nervioso, pensar este tipo de cosas me altera mucho y acarrea estrés, de forma que hasta que cobre unos cuantos dividendos dejaré de lado un poco este tema. No penséis que me olvido, tengo pendiente una parodia con humor, estoy en ello, pero para que este tipo de cosas quede bien y resulte entretenido y didáctico, llevan su tiempo. Ya está en proceso y espero acabarla hacia final del verano, a ver qué tal tengo la inspiración. La entrada de hoy está dedicada a otro nuevo y joven inversor que se apunta al fin de la esclavitud. Mis mejores deseos para todos los que os sumáis a esta forma diferente de ver el mundo. Cada día somos más y de más diversos países, muchos compañeros en USA, Latino América y algún país de Europa. Recibimos visitas de China y hasta Japón. Mis más sinceros agradecimientos a todos, esperemos que juntos, logremos un mundo mejor y más justo. Espero que a lo largo del próximo año se puedan poner comentarios en las entradas, mejorar un poco la apariencia y hacer la página un poco más dinámica. La publicidad de momento la veto, odio la publicidad en las web que visito y mientras pueda evitarla porque el coste de la web sea algo razonable, lo haré. Me lo tomo como una donación a una buena causa. Sólo con conseguir cada año mostrar el camino a una persona, me doy por satisfecho, que me cuenten quién consigue un mejor retorno del capital, muy pocos.

Hoy vamos a hablar de la gran partida de ajedrez que entiendo yo por invertir en bolsa. Para mí la inversión no es solo ganar dinero. Es el mayor de mis hobbys. Cada mañana cuando me levanto estoy deseando encontrar una empresa desconocida que me ofrezca buenos productos, con buenas cuentas y un buen precio de compra. Creo que pocas cosas me satisfacen más. Conseguirlo, pocos días lo hago, pero bueno me conformo y voy creando mi lista de ajedrez_3dempresas excelentes. Espero añadirla pronto en algún sitio en la web. El sistema es fácil. Yo tengo mi cartera que ya tiene un cierto peso y lo que estoy haciendo es rotarla a una mejor y añadir lo mejor de lo mejor. De forma que busco y rebusco listas de empresas buenas, las voy analizando y cuando encuentro una que me gusta pasa a mi lista. A partir de ese momento solo hace falta un precio aceptable para comprar. Salvo cosas raras o desastres y equivocaciones con mayúsculas, no tengo ninguna intención de vender estas empresas, solo quiero mis dividendos y tranquilidad. El concurso de ronquidos puede comenzar cualquier día y voy a por la medalla de oro. Pero volvamos a la partida.

fichasLa inversión en bolsa empieza con un tablero gigante de ajedrez y un Rey que es la quiebra. Si nos quitan el Rey, vamos a la quiebra, de forma que deberemos esconderle y protegerle. Aquí hay muchos rivales, pero el tablero es muy grande y nos podemos escapar fácilmente. Cada vez que tenemos deudas, es igual que si nos ponemos unos grilletes en los tobillos y entonces nuestras fichas pierden movimientos. A más deuda, más grilletes y más desprotegido estará el Rey.

Pero esta partida tiene cosas especiales. Cada vez que nos esforzamos podemos comprar nuevas fichas. Además nuestras fichas se reproducen cada cierto tiempo, de forma que si nos cuidamos de que no nos las maten haciendo tonterías por ahí, de vez en cuando nos regalan un peón y otras veces una Reina da a luz a una Torre. Ya veis que divertido, la verdad es que es más fácil ganar que en el tablero normal. Como estamos en el siglo XXI pues aquí también ha llegado la globalización, y podemos comprar y cambiar fichas de otros países, pero hay que tener cuidado porque los papeles de importación todavía están muy verdes y a veces nos puede salir caro.

Además en este juego se prima al espabilado, nada de esperar a que el torpe mueva ficha; aquí si te duermes el otro vuelve a mover. Por eso hay que estar atento cuando los torpes se atascan, nos darán oportunidades únicas para conquistar terrenos maravillosos y sin riesgo de perder fichas.

Las prisas tampoco son muy buenas, si queremos correr mucho y nos adentramos en zonas oscuras con pocas fichas nos pueden hacer una buena escabechina. Mucho ojo, antes de ir, hemos de explorar un poco desde arriba, es mejor no florentinosacrificar fichas en tontadas, aunque sea un simple peón, todos cuentan en esta partida.

Los cara a cara no son nada buenos. Aquí las cabezonadas se pagan caras y hay que tener mucho cuidado con los enfrentamientos a cara de perro. En este juego si pierdes fichas cuesta recuperarlas y si haces batallas al estilo Edad Media, pierdes muchas fichas y de depente viene un listillo y se queda con tus fichas y tus terrenos por cuatro duros. Esto no lo entendió bien un tal Pérez y le liquidaron un montón de fichas de color verde por cuatro duros. Así que tened en cuenta que en este juego hay que trabajar mucho con la cabeza, poco con el corazón y sobre todo no te puedes dormir en los laureles.

Como en esta partida hay muchos jugadores, hay uno que es un gorrón y anda por ahí a cogernos el dinero que tenemos en reposo para comprar más fichas cuando estamos esperando el momento adecuado, se llama inflación y hay que tenerle muy controlado. Y últimamente se está echando amigos socialistas y bolivarianos que monederosi te descuidas, vienen y te cogen un par de fichas. Dicen que es para repartir entre los más pobres, los que menos fichas tienen, pero cuando les miras el “Billetero” suele estar muy lleno. De repartir sus fichas, estos no quieren saber nada. Estos sí que son peligrosos.

Hablando de elementos peligrosos, hay uno muy malo también, se llama Broker y es un geta de cuidado. Está todo el día con ofertas, que nos cambia dos Torres por una Reina, el Caballo por un Alfil, y cinco peones por una Reina coja. No le hagáis mucho caso, porque cada vez que haces tratos con él o desaparece algún peón o nos entrega la pieza con una pasada de lima. Hablar con él solo cuando tengáis las cosas muy claras y le necesitéis; sobre todo, no le escuchéis, da unas cencerradas impresionantes. Ahora se ha puesto de moda regalar libros de ataques relámpago con deuda, que si estrategias de acorralamiento y no sé qué más cosas. Yo me he comprado unos cascos 3M de protección auditiva, me pone dolor de cabeza y los demás mueven fichas mientras yo leo sus libros que además no dicen nada. Ya paso de él. 

Por lo demás esto es sencillo, todos sabemos las reglas y jugamos a pasárnoslo bien. Unas veces la estrategia nos sale algo mejor, y otras peor, pero poco a poco, jaquevamos conquistando las zonas planeadas. No tengáis prisa en hacer jaque al enemigo, aquí esto no es demasiado importante, hay tablero para todos y lo importante es tener al Rey a buen refugio. A mí lo que me gusta es pillar muchas Reinas, me dan mucha tranquilidad y dinamismo. Además sus “hijitos” son de mejor calidad que los de las otras fichas. Ya prácticamente solo negocio con el Broker Reinas. Es mucho más práctico, un poco caras sí que las cobra, pero por lo menos el Rey está muy contento con tanta Reina. Además no son celosas, es una gran ventaja. Mi estrategia compañeros es clara, quiero las mejores fichas de los mejores países. No quiero porquería ni grilletes. Muchos caballos y Reinas. Unas buenas torres para defenderme bien y pocos peones, siempre se te cuela o te regalan alguno, pero quiero que mi partida se base en las mejores fichas. Pero aquí cada uno diseña su partida, esto es muy importante. Aquí tenemos tablero para todos y para rato. No dejéis que vengan listillos a diseñaros la partida. Esta es la nuestra y la hacemos como queremos.

juegotronosOtros ponen la serie Juegos de Tronos, qué le vamos a hacer. Estos dicen que hay mucha estrategia y política. Yo lo único que veo es un sinfín de actores, mucho personaje en pelotas y sexo no explícito, y sobre todo tiranía, sangre y asesinatos. No podían ser otros que los liquidadores de la libertad, socialistas y comunistas, cuyo único objetivo es minar y destruir toda innovación, libertad y pensamiento, siempre que no sea el suyo. Los que somos de una edad parecida, vimos el Equipo A, no se mata ni una sola persona en toda la serie, no se usa la violencia hasta que no hay más remedio, y la libertad y la justica siempre están siempre por encima del caciquismo. Para política y conspiraciones, que es el rollo de estos señores, podrían haber elegido Prison Break, pero entiendo que también es malo, al fin al cabo se rueda en USA (o demonio capitalista) y en honor a la libertad y la verdad. 

Pues nada compañeros, vosotros veréis, en vuestra decisión os dejo si queréis ser Aníbal Smith o Mr. Lanister. Yo me voy a mi partida, sin prisas, ya voy con la siguiente lista de empresas a analizar y dejaré estos temas que me están poniendo de los nervios, queda pendiente una gran entrada, la tengo que bordar, sino, no la maduropublico. Igual tienen razón los que dicen que se me va un poco la pinza, yo creo que no, que hay muchos con una pinza que quieren pinzar nuestros billetes para su “Billetero”. Hay que defenderse, pero siempre desde el respeto y la razón, con datos, con ideas y soluciones; sino seríamos igual que ellos, y si eso sucede, entonces sí que me preocupo. Felicidades a todos los accionistas del Banco Santander, por fin y después de una dura travesía por el desierto cobrarán efectivo, dinerito. Un saludo a los de Duro Felguera, que cobraremos poquito, esta empresa está teniendo problemas y contratiempos, creo que los superará, muy probablemente cotice por debajo de su valor, pero no me cargaré con más, no cumple mis actuales mínimos de calidad y su negocio no es tan bueno como el que busco en la actualidad. Aun así, esos pocos centimillos por acción le dan a uno una alegría, pero sobre todo le recuerdan que va por bueno camino. Es un pequeño tente en pie para un largo camino. Y poco más que decir, se acerca septiembre, buen mes para inversores en empresas americanas y alguna española como BME, se me hace la boca agua. Como siempre, muchas gracias por compartir vuestro tiempo con nosotros, uno de vuestros bienes más preciados. Como despedida, una frase, “me encanta que los planes salgan bien”. Un saludo y un abrazo muy fuerte.