Rotación de Cartera

Hola compañeros:

4239079e096b4fcb0f20a28c3de3affaHoy voy a hacer una pequeña entrada para hablar de una rotación de cartera que he cerrado y que creo que hace que mi cartera esté más cercana a mis propósitos, a los que os voy contando día a día. La empresa que he vendido con mucha pena ha sido Indra, una de las primeras que analicé aquí y una de las primeras compras que hice hace ya bastantes años. Cuando la analicé di una visión positiva de la misma, pero el paso de los años y un montón de sucesos que han sucedido desde entonces han hecho que cambie la opinión, quizás no tanto de la empresa, sino de lo que le conviene a mi cartera (mi salto a mercados internacionales no ha sentado bien a la calificación que recibían muchas de las españolas). Hablaré de ambas cosas a continuación, donde sin duda no me queda otro remedio que apuntarme un golpe que me han colocado. Ninguno somos perfectos, y el que haya vendido estas acciones creo que es fruto en este caso de una equivocación en la compra, pero es lo que hay, todos nos equivocamos y lo mejor es reconocerlo y aprender de ello. Si no esto no sería tan divertido.

En la empresa han cambiado varias cosas. Lo primero la empresa está sufriendo más de la cuenta la crisis y la pérdida de márgenes. Para tratar de paliar el desastre que suponía en sus cuentas España, decidieron invertir fuera, donde no todo ha salido tan bien como pensaban. De todas formas, cuando te vas a competir al indraextranjero es difícil hacerlo con márgenes fuertes, dado que vas a pagar todas las novatadas del país, eso debemos de tenerlo claro. Indra era históricamente una empresa que no pagaba demasiados dividendos, pero con los años decidió ir aumentándolos y yo que las compre por debajo de 10 obtenía una rentabilidad superior al 6%, sabiendo muy bien que había muchas posibilidades de que tuviera que recortarlos y me quedara con menos. Como tenía margen, tampoco me preocupó demasiado y finalmente las compré. Ese mismo día compré Iberdrola, y si hago cuentas estoy parecido, algo mejor ha ido Iberdrola con las recientes subidas, pero si hago balance a primeros de año, me quedo parecido. El caso es que creo que Indra hace bien en reducir el dividendo, pero como siempre digo, no me gustan demasiado los cambios tan bruscos en una empresa, no suelen traer buenos resultados tras ellos, porque muchos directivos sacan de la ecuación la capacidad emocional de las personas. Y las personas con amenazas de despidos, bajadas salariales y demás no rinden al mismo nivel que cuando las cosas van bien. En una empresa que se dedica a la tecnología y en la que las personas son un bien muy importante, este tipo de cosas no se deben hacer. Al final suele suceder que te quedas con los más torpes y los buenos los tiene la competencia, que por supuesto si es digna de ese nombre, estará a pescar en río revuelto.

Por otro lado, no me gusta nada cuando un ministro de defensa entra a opinar en las empresas, ni aun siendo el estado propietario de una parte. El ministro de defensa está de prestado en el cargo, puede seguir o le pueden echar, como gestor tiene derecho a ir a la junta a votar y quejarse; pero meterse en este tipo de estrategias aliertanombramientos no es algo que me guste. De hecho me ofende bastante como accionista. Ya la entrada de Telefónica (que por cierto, siempre es un fiel amigo del gobierno de turno para enchufar inútiles y corruptos) con el dinero de sus accionistas, que por cierto no sobra, para nombrar presidente y demás, ha sido lo que ya ha hecho sonar todas las alarmas y me ha hecho revisar a fondo la empresa. Esperé a ver lo que nos contaba el nuevo presidente, al mercado le ha gustado, a mí ni de coña; ni el mensaje, ni el presidente.

Para empezar, la calidad del equipo humano de Indra ha bajado en los últimos años (esto no es culpa del nuevo presidente) y todo indica que con los nuevos despidos siga por el mismo camino. Bajan los profesionales altamente cualificados para ganar terreno los de menos cualificación, esto en una tecnológica me preocupa. Aquí estoy valorando sólo las titulaciones, si valoro las valía profesional igual me entran mareos. Si eres el mejor y tu empresa plantea recortes, despidos y ajustes, lo primero que haces es mirar cómo anda la competencia, si puedes, te marchas. Tonta y torpe debe andar la competencia para dejar escapar a los mejores gratis, formados y con ganas de trabajar.

Segundo, como he comprado empresas con dividendos al PER menor a 13, he de ver si Indra es capaz de llegar a estos niveles, en un plazo razonable y con una cierta certeza de que los planes que traza se harán realidad. A la cotización supuesta para cuando llegue ese punto he de descontar los dividendos que me pagan las empresas que he comprado, ya que Indra me temo, no pagará un céntimo en no menos de tres ejercicios, diría yo, pero la realidad ya la veremos. He vendido con plusvalías, por lo que debiera de restar los impuestos, pero por cortesía del marrón con mayúsculas que todavía tengo con la venta (y menos mal) de FCC, pues esta vez compenso y todavía me queda marrón. Este último punto da mucha vida a la rotación a la hora de hacerla efectiva.

Tercero, la deuda de Indra es considerable, pero todas las ventas y despidos que pretende hacer van a costar dinero. De esto se habla bastante poco, y a mí me deudagusta que se hable, porque claro, puede que algo no sea muy rentable, pero venderlo barato, y provisionar dinero puede que no sea la mejor forma de actuar. Se habla muy poco de optimizar y mucho de quedarse con los negocios más rentables. Esto está muy bien cuando generas dinero de una forma importante, pero sino lo haces, lo tienes que pedir para hacer estas reformas que pretendes. Además están la cantidad enorme de bonos convertibles que se emitieron (y precisamente baratos para los bonistas no fueron) y que en caso de transformarse en papel, hacen que la deuda baje, pero las acciones suben y de una forma importante. Esto si es algo que debe preocupar y bastante a los actuales accionistas, ya que verá diluida y de una forma apreciable su participación en la empresa. En los informes y carta a los accionistas se hablan de muchas cosas bonitas y brillantes; de cómo se van a pagar y a lograr bastante poco. Parece ser que las cosas son gratis y la competencia no existe. Pero el tiempo nos dirá cómo quedan las cosas.

Los objetivos de cash flow, son similares a los que se trataban de conseguir antes, de forma que mucho hay que mejorar si eliminando negocio pretendemos generar lo mismo. A esto hay que unir que al aumentar el número de accionistas por el punto anterior, tocará repartirlo entre más. Para poner datos, pretenden aumentar las ventas a un ritmo del 6%, bajar la deuda en un 70%, casi triplicar el cash flow en 4 años, despidiendo empleados, cambiando de negocio y mejorando márgenes. De verdad lo digo; si lo consiguen, me quito el sombrero; porque lo dudo bastante. Aquí hablan como si no existiera competencia, todo sale bien y son los reyes del segmento. Y a mí me parece que nada de esto sucede. Como consecuencia creo que lo que sí que van a quitar durante estos 4 años es el dividendo, y eso sí que me preocupa y mucho.

No me gusta ni la dirección nueva de Indra, ni la agencia que hace las auditorías a las cuentas. Indra ha provisionado el año 2014, 303 millones de euros (que representa casi el 20% de capitalización a 10€ la acción) y aquí todos se quedan tan contentos. Todo esto son cosas que se han de hacer poco a poco y las auditorías están para no firmar lo que se les pone delante. No acepto este tipo de auditorías y sinceramente no creo que ellas deban venderse al capricho de los directivos. O los ejercicios anteriores estaban horribles y se firmaron, o los actuales son exagerados. Sobre la dirección no me gusta en general, su nuevo presidente he leído y oído de buenas fuentes que es una persona muy válida, a mí no me gusta. Además si el resto del consejo aceptaba sin rechistar lo que decía el anterior y hacen lo mismo ahora, es porque hay que echarles a todos o casi todos. A los dos principales les he visto y no me gustan, me sucede igual que con el nuevo gestor de Bestinver, o el calculopresidente de BBVA. Pueden ser muy buenos, no lo dudo, pero sus formas, su mirada y los efectos emocionales que veo, no me gustan nada. Como el dinero es mío, las acciones también y hay otros inversores que han llegado a un acuerdo por las mismas, las vendo y asunto arreglado. Solo me faltaría darles explicaciones a
ellos.

Mi precio ha sido de 11,04€, y esto representa una ganancia de un 11% más los dividendos que he cobrado. No lo veo nada mal, creo que es razonable teniendo donde invertir a precios razonables. Y cobrando dividendos que es lo que me interesa. El no tener que pagar plusvalías ayuda mucho, me sucede igual que en la venta de BG Group. Mis elegidas con este dinero y parte de los dividendos cobrados en el verano han sido las siguientes: 

  1. IBM, aprovechando que ha publicado malos resultados, que tampoco son tan malos si miramos el plan de cambio que trata de hacer, hice la compra mayor de las tres. Creo que esta es una empresa parecida a Indra, pero que tiene el tema mejor organizado, está recomprando muchas acciones, y paga un dividendo pequeño, razonable y creciente. No me pude resistir a esa enorme bajada en los precios.
  2. Caterpillar, que tampoco pasa por los mejores momentos, pero a pesar de la fortaleza del dólar, creo que será una empresa que tenga mucho futuro, y esta fue de las tres, la más pequeña.
  3. Emerson Electric, empresa que lo está pasando mal, lo seguirá pasando mal un tiempo, pero que hay margen para pagar buenos dividendos. Al fin al cabo, su producto tiene mucho futuro y lo hacen muy bien. La enorme caída que ha sufrido hizo que mis ojos se agudizaran a revisarla. No todos los días se pillan aristócratas del dividendo a estos precios, los malos momentos pasarán y la empresa quedará, con una parte muy pequeña en mis manos y por muchos 
    años me temo.

Estas empresas están sufriendo mucho la fortaleza del dólar, pero esto son cosas que se acaban antes o después. Las tres ofrecen productos que entiendo mejor que Indra, tienen un mercado mucho más global y sobre todo ofrecen dividendos que rotacioncarterason crecientes y por el momento sostenibles. Las tres tienen el dividendo sano, no hay problemas para pagarlo y el futuro lo veo prometedor. Aquí quiero hacer un inciso, mucho cuidado en el mercado americano, lo mío ha sido una rotación y considero que he vendido Indra alto por un buen momento de Mr Market. El mercado
americano está caro y hay que pensarlo mucho antes de comprar. Si miramos los gráficos vemos que la potente subida parece que ha llegado a su fin. Una vez aquí pueden suceder muchas cosas y pocas son buenas. Debido a la fortaleza del dólar muchas empresas están viendo sus números mermados, allí además actúan mucho más rápido que en Europa y puede haber sorpresas de ventas en 2015, los números pueden salir mal. Podemos encontrarnos con un mercado lateral largo (2 o hasta 7 años en algunas empresas), o incluso caídas fuertes. Estas caídas sobre todo serían en empresas de las que el mercado espera mucho y que está cotizando con PER muy alto, las hay por encima de 25. Esto es peligroso. En estas tres compras me he querido asegurar el dividendo y un mercado aceptable. Mi intención es rotar hacia algo que se adapte mejor a lo que yo quiero. IBM y CAT cada día son unas empresas más de picos y palas. Viven de la actividad de otros básicamente. Tienen su carácter de producto, pero están creando mucho producto necesario para tener actividad. Eso me gusta. Emerson Electric, en cierto modo hace lo mismo en varias divisiones y luego tiene otras de buen producto y servicio. Creo que les irá bien. En caso de caídas fuertes tendré que estar muy atento, hay muchas y buenísimas empresas en mi lista de comprables americanas. No lo voy a dudar muchas veces, si tengo liquidez disponible, les sacudo, que a pesar de que continúen bajando y pueda ponderar a la baja, son para muchos, pero que muchos años. Y cada año 4 dividendos, vamos que voy a tener sonrisas en la boca todas las semanas. No hay mucho que comentar, espero no haberme equivocado y las cosas vayan acercándose cada día un poco más a lo que busco en mi cartera. No puedo hacer otra cosa que desear mucha suerte a los accionistas de Indra y sobre todo a sus empleados, creo que van a venir varios años difíciles. Y a vosotros muchas gracias billetespor vuestro tiempo. Hoy ha sido algo un tanto extraño, hablé un poco de mi rotación de BG a DIAGEO (en esta ocasión estaba horriblemente cara esos días), pero dada mi valoración sobre Indra y lo que he visto ahora, no he querido dejar las cosas como estaban habiendo rotado yo mi cartera.

Un saludo a todos y mucha suerte con vuestros dividendos, llega septiembre, con BME pagando. Antes pasará por caja CAT, y luego mis nuevas adquisiciones. Muchas felicidades a todos los que recibiréis dividendos en estas fechas, sobre todo para los que son vuestros primeros dividendos.