Telefónica

logo_telefonica_
Hola compañeros:

Hoy voy a escribir sobre un tema doble: Telefónica y la chusma. Telefónica es una empresa de las que prácticamente están presentes en la inmensa mayoría de los inversores particulares y de valor de España, la chusma por desgracia también está muy extendida por España y otros países. Vamos a analizar un poco esta empresa, a ver con qué nos encontramos.

Esta empresa fue privatizada hace ya muchos años y durante muchos no pagó dividendos para poder crecer y convertirse en una empresa de referencia. Tras la crisis de las tecnológicas ya llegó a un punto en el que pasó de ser una empresa que no pagaba dividendos a una empresa con un buen pago al accionista, incrementando el dividendo a unos términos importantes. Llegó a ser la empresa con mayor capitalización del Ibex. Cuenta con más de 300 millones de clientes en el mundo y presencia en 22 países. Por el año 2009, comenzó a dar unos planes de beneficios y dividendos, que no tenían demasiado sentido, ya con la crisis en marcha; era obvio que uno de los perjudicados serían ellos. Por entonces comenzaron a aumentar los intereses exigidos para financiarse y todo empezó a desplomarse, pasando de ser una de las mejores empresas en trato al accionista a la suspensión del dividendo durante un año; no por prudencia, sino por orden de los dividendomercados. Tras pasar este año por el desierto, comenzó una nueva etapa de dividendo, reducido a la mitad, pero con una mayor sostenibilidad. Pues muy bien, poco ha durado la alegría, porque ya se ha anunciado una pequeña variación a la baja. No me preocupa la cantidad que se modera a la baja, lo que me importa son las formas y la total falta de respeto por los accionistas.

No se comparte este articulo con la chusma por ahorrar espacio, sino que se hace, porque están muy relacionados lo que yo considero chusma y parte de la dirección y decisiones de esta empresa. Cuando hablo de empresas, de dinero, de trabajo y relaciones humanas, una parte muy importante para mí es la honradez y seriedad. Tras años de experiencias y como ya he comentado antes, el estar rodeado de personas con este tipo de actitudes es muy importante. No sólo para una amistad, sino también para los negocios. Me gusta rodearme de personas serias, íntegras, responsables, con las ideas y los límites claros. Me gusta que haya una relación fluida y que no se fomenten los malos rollos y enfados por cosas que se pueden hablar en total confianza y sobre todo que se pueden resolver sin perjudicar a nadie. Y sobre todo me gusta que todo el mundo distinga diversas facetas de la vida; los negocios, el trabajo y el dinero; son simplemente eso y nada más. No se deben confundir ni con la amistad ni con deudas de moral. 

El diccionario de la RAE da una serie de definiciones para la palabra chusma muy interesantes. Yo muchas veces no estoy de acuerdo con las definiciones de estos señores, no porque no sean correctas, que estoy seguro de que lo son y mucho, sino porque la realidad práctica no se ajusta a ello y o nos tomamos ciertas modificaciones, o no encuentro, en parte por ignorancia, en parte por inexistencia, la palabra que defina lo que quiero definir y como lo quiero hacer. Como ni soy parlamentario, ni pretendo serlo, ni formo parte de la universidad, ni de la RAE, ni nada por el estilo, pues me doy un capricho y defino a mi gusto. Al que le guste, me alegraré de ello, al que no le guste, pues sinceramente, me da igual. Para mí, en negocios, trabajo y dinero, chusma es la persona o conjunto de personas que cumple al menos tres de las siguientes características:

  • Persona que falta de forma consciente a la verdad en sus comunicados (además acostumbran a hacerlo sin inmutarse) con personas respecto a las que tienen deberes (Puede ser banquero con cliente, jefe con empleado, directivo con accionistas…)
  • Personas que se toman a risa temas económicos y de horarios laborales concernientes a los demás cuando no hacen lo mismo con los suyos propios.
  • Personas que en el trabajo ponen por encima los amiguismos y elementos subjetivos, sobre la profesionalidad y elementos objetivos.
  • Personas que cambian de forma altamente visible el trato dado a terceros en función de las consecuencias que dichos terceros puedan ejercer sobre ellos.
  • Persona con apreciable falta de rigor, puntualidad y seriedad.
  • Personas que no priman la eficiencia y no subsanan las faltas de rendimiento.
  • Profesionales de las excusas, balones fuera y reparto de responsabilidades.
  • Personas que ni valoran ni sacan el máximo rendimiento de los subordinados que tienen a su cargo. (Prefieren despreciarles y humillarles antes que despedirles, cosa muy curiosa que me he encontrado mucho en el mundo laboral, nunca he llegado a comprenderlo).
  • Personas negativas en todas las ideas nuevas innovadoras, siempre y cuando no sean de ellos mismos. Solo ven problemas en las soluciones de los demás y virtudes en las suyas.
  • Seguidores de más vale lo malo conocido que lo bueno por conocer. No compañeros, lo malo conocido hay que cambiarlo y erradicarlo. Si un problema nos esta dañando, ni lo dudes, piensa, busca soluciones y dale fuego; sino tú serás el incinerado. Con conformistas y esclavos, el mundo no avanza y nuestro bolsillo y bienestar, mucho menos.

Puede que alguien que este leyendo esto, se sienta identificado con ello. Pues entonces ya sabe lo que opino. Y puede hacer dos cosas; la primera es darse un tiempo para reflexionar si todo esto le parece lo más correcto y conveniente en la vida y comenzar el cambio, porque todo esto se cambia más fácil de lo que la mayoría piensa, pero hay que querer. Y lo segundo es seguir igual. Pues en este casosu problema es, yo me alejaré de este tipo de chusmas como alma que lleva el diablo. Estos me dan más pánico que el ébola. Ya me compraré un traje para el virus y además, ahora que sabemos que no hace falta un máster para ponérselo, estoy más tranquilo. Mucho cuidado amigos, como unos cuantos de estos nos hipnoticen, vamos derechos al agujero. Repito mucho cuidado con esta clase de personas.

La chusma típica no se conforma con un par de puntos, eso es sólo para los nuevos en la clase, estos poco a poco se irán abonando a todos y cada uno de los puntos descritos y hasta llegarán a crear muchos más de la misma índole. Además son auténticos profesionales de salirse indemnes de cualquier situación, pero el nuevo de la clase se comerá el marrón sin lugar a dudas. Una vez en su círculo tendremos muy pocas posibilidades de salir indemnes. No me canso compañeros, mucho cuidado con este perfil de personajes tanto en el círculo personal como en el laboral y de negocios. Antes o después, acabas mal. Pocas son las excepciones que confirman esto.

Pues volvamos a nuestra querida Telefónica. Un punto que me encanta ver en una empresa son los planes de futuro y cómo llegar a ellos. Estos no sé si de verdad los tienen o no, pero desde luego el camino para llegar, o no lo encuentran, o nos mienten como bellacos. Cualquiera de las dos alternativas es altamente preocupante. Comenzaré por el punto a mi forma más sensible, la deuda. Esto es un problema para muchas empresas y también para Telefónica. Se está financiando caro, esto es malo. Su deuda es grande, esto también es malo. Su OIBDA es grande, esto es bueno, pero en un sector con tanta competencia, esto puede variar bastante como ya hemos visto. Deben de reducir a mi modo de ver más de lo que han hecho, y desde luego, no continuar endeudándose más para crecer. Una empresa que ha sufrido un ataque de los mercados por sus niveles de endeudamiento, debe de tener una hoja de ruta y no salirse demasiado. Su flujo de caja deja margen para los dividendos, pero si hay oportunidad de expansión puede que sea necesario emplearlos para evitar deudas que pasen facturas importantes futuras. Para comprar otra empresa por 8000 millones solo se puede hacer pidiendo dinero de la forma que se quiera y en el formato que sea (pero hay que pagar intereses y capital o adoptar responsabilidades sobre los poseedores de la deuda), pagando de la caja, y no creo que haya tanto en la caja o emitiendo más acciones.

En los tres casos sólo salen las cosas bien si se compra barato. El primero es dinamita para una empresa con problemas de deuda, el segundo deja la caja vacía y no sé con qué dinero se pagarán los dividendos y el tercero diluye a los actuales accionistas, de forma, que si no se aumenta el beneficio considerablemente con la nueva compra no hay rendimiento. Lo que no se puede hacer es dar más bandazos Bancarrota_(1)que el borracho del pueblo y entrar por la primera puerta con la que nos damos en las narices. La comercialización de sus productos en España, que es donde conozco no me gustan. Podemos darnos una vuelta por el pueblo y simplemente observar. No son líderes en nada, el fusión es más un engaña viejas, que una oferta atractiva. En móviles más de lo mismo, no hay una consonancia y no hay ninguna razón de peso para decantarte por ellos, de hecho cambié mi línea y no guardo ningún recuerdo positivo de ellos. No buscan adaptarse al cliente, sino que esperan que sea el cliente el que se adapte a sus ofertas, muy malo con la competencia que hay. Los datos de líneas no dejar lugar a dudas, pierden clientes de forma constante. Esto es algo imperdonable, se debe cambiar de inmediato. Para colmo, emplear a personajes como Rato o Urdangarín no da la menor popularidad, sino más bien lo contrario. Recuerdo su web de clientes como muy mala, lenta y difícil. Malo para la nueva generación de clientes, las de la competencia son muy superiores, por lo menos hace 2 años, cuando cambié, y según me informan en mi entorno sigue parecido.

banda_ancha_rato_telefonica

De forma que no se gestiona de una forma correcta a la competencia. Durmiéndose en los laureles es muy fácil perderclientes de calidad, pero luego recuperarlos es realmente difícil. Que se lo digan a Microsoft(Apple) o Nokia(Samsung – Apple). El plan de ajuste de la plantilla no me parece correcto. No encuentro lógico que de la noche a la mañana sobren miles de personas en la plantilla. Si las tecnologías cambian, a las personas hay que formarlas y adaptar el personal a la nueva realidad, pero poco a poco y con ideas a largo plazo. Aquí no sé si existe plazo alguno o se hace según diga el político de turno para emplearle y pagar favores cuando deje la política; porque es bochornoso ver sus movimientos.Todos estos movimientos raros en plantillas, siempre afectan de una forma u otra a los accionistas y a los clientes. Esto es muy malo para una empresa con millones de clientes y un montón de empresas deseando cogerles.

Puede que sueñen con ser la mayor operadora del mundo, pero sin clientes mal van a andar, espero que en otros países lo hagan mejor. Los datos parece que así lo muestran, pero ganar clientes en países en los que ahora se están implantando tus servicios es fácil, el problema radica en mantenerlos y gestionar la competencia. Y sobretodo hacerlo de una forma rentable.

Resumiendo todo un poco. Empresa con deuda importante y sin rumbo fijo. Problemas con los clientes y directivas. No recomiendo su compra salvo precios de saldo (PER 7 – 10). Que nadie olvide que la chatarra regalada es más rentable que el oro a precios razonables. Sé que muchos fondos value están comprando, sí; pero ellos entran y salen mejor que nosotros y tienen mejores tratos fiscales en salidas, unas carteras muy diversas que pueden soportar un pinchazo y mejor información y sobre todo más actual; para cuando nosotros nos enteramos ellos ya han salido y las acciones bajado. Sobre todo si queremos vivir de los dividendos hay alternativas
mucho mejores que unos señores que no saben lo que hacen. Prefiero algo que rente un poco menos, pero con una hoja de ruta clara, realista y seria. Tenemos en EEUU AT&T, a unos precios un poco superiores pero con unos planteamientos muy diferentes. En otros sectores, muy buenas empresas y a precios razonables. Mucho cuidado porque las personas que entraron en 2011, se encontraron con un hachazo en el dividendo, un año en blanco y ahora pues con las nuevas cuantías, ya no hay tanta rentabilidad. Y lo que es peor, se ha perdido un montón de valor que será bastante difícil de recuperar. Si ya la han hecho una vez, y están los mismos, ¿por qué razón no lo van a repetir? No hay razones, ojalá me equivoque, pero yo lejos. Recordad, con dudas, mucho margen de seguridad, es decir, precios muy bajos, por debajo de 10€, y para una cartera de dividendos con estos personajes, máximo 5% – 7% siendo optimista y comprando de saldo cuando todo lo demás está mucho más caro. Con mis dividendos no se juega, compañeros; que jueguen con sus sueldos si quieren, pero no os preocupéis, otra característica de esta gente es no jugar con sus sueldos, si acaso hacia arriba.

bancarrotaRespecto a la chusma, aquí no hay rebajas, estos fuera y lejos, cueste lo que cueste. Si están en nuestros círculos de amigos, pues habrá que cambiar poco a poco, a gente que tenga mejores criterios de valores. Si tenemos la desgracia de tenerlos en el trabajo, mucho cuidado con ellos. Las cosas están mal para cambiar de trabajo a lo loco. Mi consejo es formación, formación y más formación. No hay que obsesionarse con ser el mejor, pero si con estar en el grupo de los muy buenos, eficientes e innovadores. Los tiempos cambiarán y habrá oportunidades. Hay que estar listo para aprovecharlas. Yo he sido víctima de esto, no puedo echar la culpa a nadie más que a mí, tuve la oportunidad y la dejé escapar y estoy entre la chusma. Una cosa sé seguro, no me va a volver a suceder. Mientras tanto formación y paciencia. No os puedo recomendar otra cosa que lo que trato de hacer. Si veis la chusma en las empresas que tenéis en la lista de compras, mucho cuidado, aumento del margen de seguridad y búsqueda incesante de alternativas mejores. A veces podemos comprar lo muy bueno al mismo precio que lo mediocre. Igual que antes, formación máxima, paciencia y rifle cargado, en cualquier momento salta la liebre y no se puede dudar, las verdaderas ocasiones duran semanas algunas veces meses, pero no son eternas. Y todos los años hay oportunidades. Recordad que estamos a ganar dinero y labrar un futuro mejor. Mucha suerte compañeros y Dios bendiga el Dividendo, porque algunos nos los quieren tongar.