Tonto es el que hace tonterías

Hola Compañeros,forrest-gump

Llevamos unas semanas malas de bolsa y todos nos ponemos nerviosos. El que me diga lo contrario, no me lo creo. La cuestión es el nivel de nervios. Creo que una cosa clave aquí es la virginidad, no hablo del sentido literal de la palabra, sino de la virginidad en la bolsa. Cuando uno ya lleva un tiempo en este mundo, ha sufrido ya unas cuantas bajadas y alguna ha sido de quitarse el hipo, te acostumbras un poco. Son cosas del oficio. Cuantos más años llevéis en este mundo, mas os daréis cuenta de lo emotivo – compulsivo que son los “expertos” y los mercados. Hemos pasado en menos de 7 meses de irnos a los 13.000 puntos en el IBEX a acabarse el mundo, España se separa, llegan los comunistas…

La realidad de España es que ha sufrido una dictadura, una transición, un golpe de estado, a los socialistas espoliando el país, Aznar sus abdominales y sus fotos, uno que quiero olvidar y no lo consigo y a Rajoy que parece más de izquierdas que de derechas. El que hubo comprado buenos valores con el Caudillo en España o fuera de ella, hoy está contento. El que compro mierda, lo más probable es que hoy no exista o lo haya tenido que vender a precios de saldo y salir desplumado. También puede mantener la mierda, que raramente se transforma en oro.

Desde esta web defendemos la inversión para toda la vida. He de reconocer que he pasado otras etapas y he hecho muchas chorradas, pero a día de hoy, creo que no puedo negar que lo que nosotros buscamos y contamos es la inversión para toda la vida, mi mayor deseo es dejar en herencia todas y cada una de las acciones que compro. Si cuando voy a ordenar la compra tengo dudas de que no sea para toda la vida, paro y busco otra cosa. Por lo tanto, no podemos negar que seguimos una política BUY&HOLD. Pero es una estrategia curiosa, buscamos dentro de todo el abanico que nos movemos, lo mejor de lo mejor, no queremos mediocridades. Y como en los mejores matrimonios, aquí también puede haber divorcios. Y recordad una cosa, rara vez de un matrimonio se sale bien, es una acción para evitar un mal mayor como norma general. Por eso de la misma forma que tenemos que mirar muy bien con la persona que nos casamos, hemos de mirar muy bien la empresa que compramos si pretendemos seguir esta estrategia. La ventaja de esto es que puedes diversificar matrimonios, algo que trae ventajas, pero también inconvenientes, las empresas también se pueden poner celosas.

En caso de que alguien sea BUY&HOLD puro y no quiera seleccionar lo  mejor de lo mejor para tener un seguro a todo riesgo llamado dividendo (y muy probablemente este camino no sea el mas rentable), le recomiendo sin duda comprar de forma periódica un ETF que abarque cuanto más mercado mejor, nada de IBEX, Dow Jones…, lo más grande posible, un S&P500 y cosas de este estilo. La razón es que si cogemos la referencia nunca vamos a pillar las grandes subidas (estilo Viscofan, Apple…) y normalmente vamos a pillar muchas de las bajadas (tipo Abengoa, Bankia, Nokia…).

Como bien nos decía Forrest Gump, “tonto es el que hace tonterías”. El problema viene en determinar este tipo de acciones. Y un problema añadido; cuando aparece un listillo que sabe más que los demás. Nosotros como inversores hemos de tratar de encontrar y escapar de este tipo de personajes o nos pelarán los bolsillos a una velocidad espeluznante.images

La psicología humana es graciosa. Si hiciéramos un Gran Hermano para una ciudad entera y metiéramos a 30.000 personas elegidas al azar, con el mismo dinero y sin ningún tipo de privilegio, veríamos cosas muy curiosas (pero que a muchos no les gustaría ver) en menos de dos semanas. Los tontos estarían ya juntos, los que fueran a manejar la pasta también. Los emprendedores ya habrían comenzado a construir cosas y ofrecer servicios mediante el pago que fuera. Veríamos una estratificación de la sociedad enorme. Y no ha habido políticos, ni desigualdad, ni absolutamente nada. Lo único que ha habido es el ser humano, sus instintos y educación inicial diferente. Nada más.

En las empresas y el trabajo sucede igual. Cada vez que llega una persona nueva, en dos semanas por lo general ya se ha ubicado. Puede haber cambios, pero es raro. Cuando llegué a la universidad donde ni yo, ni casi nadie se conocían previamente, en dos semanas estaba todo más claro que el agua. Y prácticamente así siguió hasta el último año de carrera. Quizás sea asqueroso reconocerlo, mejor sería el paraíso comunista de algunos, pero me temo que la cruda realidad no tiene nada que ver con los paraísos. Y la realidad de las empresas es la misma, cuando llega un tonto, lo primero que hace es buscar a otro tonto para hacer juntos tonterías. Y esas tonterías nos cuestan dinero a los accionistas; y personalmente, no me apetece nada pagarlas, así que si me entero, huyo como del agua hirviendo.

No os vayáis a pensar que vengo aquí dando lecciones de “gurú”, llevo en mis carnes sufridos demasiados desplumes de palomo, y duelen que no os podéis ni imaginar (no sé por qué, pero me temo que algunos ya los habéis probado). Es fundamental evaluar y ante la duda escapar. Puede que nos perdamos una gran empresa, y os juro que nos dolerá en el alma, pero un desplume en frío es horrible, lento y asqueroso. Dejé escapar 3M por miserias y compré entre otras Duro Felguera (la semana que viene publicaré su análisis y desglosaré las posibles causas del grave error cometido). La clave en cuanto a razones ser refiere de ese error, es primero detectarlo. Tarde más de un año en reconocerlo. Lo segundo es el negocio. Y aquí no sirven de nada ni los números, ni las tablas, ni las gráficas, ni datos posibles. Esto es la parte de arte que tiene este negocio. Esto es el arte en la vida.

Hemos de aprender a hacer las cosas bien. Yo me he convertido en un “pijitas”, lo reconozco, y muchas veces soy pesado y parezco tonto. Pero me encantan las cosas especialmente bien hechas; no las chapuzas y chatarras. Tuve un jefe, al que guardo un aprecio muy peculiar, que una vez invirtió todo un día de su trabajo en enseñarme hacer el trabajo más delicado que tendría en mi profesión. Y lo hizo muy bien. Nunca podré agradecerlo suficientemente porque cambio más cosas que ese trabajo. Gerardo me enseñó algo más que a hacer inyectores. Y yo he hecho lo mismo con las nuevas incorporaciones en la empresa. En nuestras empresas sucede lo mismo. Es una desfachatez hacer presentaciones a inversores como las que veo, a mí se me caería la cara de vergüenza. Y presentar cifras camufladas, datos importantes escondidos…Y lo peor de todo; es horrible vender mierda y porquería. Algo puede ser barato, no todo el mundo tiene el mismo poder adquisitivo. Pero ha de ser digno de llevar el emblema de la empresa y el esfuerzo de los accicomprar-tiempo-conocimiento-ETFonistas y trabajadores. Si no puedo sentirme orgulloso de ser accionista y contento de ser cliente, la empresa sobra en mi cartera, así de simple. Actualmente hay una empresa y media que no cumplen estas condiciones y ya veremos lo que duran en la cartera.

Últimamente veo más las presentaciones para ver las tonterías que dicen las directivas y evaluarlas que para obtener información, que la saco directamente del informe anual. Los trimestrales los puedo ojear para ver ciertas cosas puntuales, pero cada vez miro menos este tipo de cosas. Al final, qué demonios significa un trimestre en una empresa de 100 años de historia y dividendos. Y los que quedan por delante que espero cobrar. Pues nada, me gusta mirar tendencias, si hay cosas de las que me tengo que preocupar, si me tengo que preocupar mal vamos. Por eso me llama profundamente la atención la impaciencia de algunos en las presentaciones de resultados, esas caídas y subidas monstruosas que se ven a veces en ciertas acciones el día de las presentaciones, es realmente espectacular. Sin lugar a dudas, más tontos haciendo tonterías.

Una secuencia de presentaciones a inversores nos dice mucho más de la directiva de una empresa de lo que nos podemos imaginar de entrada. En una presentación, la empresa nos ha de contar todo, la presentación no es nada más que un resumen del elemento que presentan. Puede ser los resultados de un año, una inversión, una nueva división que van a lanzar al mercado… lo importante es que este toda la información y no sólo la que nos quieren enseñar.

Las empresas raramente ponen más de 5 años de historia en los informes y los resultados, pero a mí me gusta ver al menos 10. La razón es que el ciclo nos puede nublar la visión, mal asunto. El problema está en que muchas gráficas de tantos años pueden sacar los colores

La realidad muestra que muchas personas cambian el precio objetivo de una empresa y su valoración por una cifra, sin leer e indagar mucho en sus significados y consecuencias. La verdad es que me da igual, pero acaban estresándome a mí también y me pongInversiones-a-corto-y-largo-plazoo muy nervioso, llevo fatal la gestión de la liquidez, pero creo que esto es una enfermedad que tenemos muchos. De todas formas es lógico que sea difícil acertar en comprar en el momento ideal, de forma que la línea amarilla quizás sea una de mis mejores aliadas, pero siempre uno quiere afinar en las compras; la realidad es que dedicamos demasiado tiempo a evaluar el momento de compra y quizás demasiado poco a ver la calidad del negocio.

Como podéis ver, vivimos en un mundo en el que la conectividad está trayendo un exceso de información. Y una cosa complicada de entender, hoy leemos algo en la Wikipedia o internet y nos lo creemos sin mucho más. He visto auténticas barbaridades en presentaciones con este símbolo “(*)” y una letra pequeña abajo que cuenta sorpresas, nunca son agradables dicho sea de paso. Como si una multa, una marrón en una venta, o una indemnización fueran cosas que no se pagan, pues vaya que si se pagan. Luego viene la palabra “core” por ahí, y a mí se ponen los pelos de punta. Fijaros que cuando es al revés, no hay simbolito ni palabra “core”, qué casualidad. Hemos de ir directamente a la cuenta de resultados, balance y flujo de caja y mirar lo que pasa con lupa en todas las empresas que pretendamos, porque muchas de estas “metirijillas” nos pueden salir muy caras. Como digo, nunca jamás hubo tanta información disponible de una forma tan rápida: nunca jamás fuimos tan crédulos (y yo lo he sido un rato) y comprobamos menos las cosas. Un ejemplo es esta web. Hace 20 años sería completamente imposible que yo (y otros muchos como yo) estuviéramos en contacto, compartiendo ideas y conocimientos. Hoy es posible. Pero eso no indica ni de lejos, que todo lo que yo publique vaya a ser estrictamente cierto. Puedo tener un error de transcripción, de interpretación o se me puede ir un día la pinza y empiezo a decir chorradas (quizás un poco ya se me haya ido y sea medio raro). Debemos de comprobar todo lo que a nuestras inversiones se refiere, porque aquí cada uno decide, adopta sus riesgos, disfruta de sus éxitos y se come sus marrones. Así de claro, podemos consolarnos con los marrones de otros y envidiar al que lo hizo bien, eso ya depende de cada uno. Pero aquí, compañeros, las excusas no sirven.

Una tontería que muchos tontos quieren hacernos tragar, es la existencia de un método óptimo para invertir. Compañeros, quizás para unos pocos sea así, para la mayor parte de los que estamos luchando por formarnos y crearnos un futuro un poco mejor en base a trabajo, ahorro e inversión es mentira. Nosotros no necesitamos la mejor inversión, necesitamos la que mejor se adapte a uno mismo. Cada uno de nosotros tiene una vida, con unas necesidades, una situación fimagen3inanciera y un futuro por delante distinto. Lo que a mí me va muy bien, a ti que lees, puede no irte tan bien. No es lo mismo un funcionario, que un trabajador freelance de alto salario, que un directivo de empresa pequeña, que un trabajador con contrato fijo en industria del automóvil. Si mi sueldo depende del petróleo, tonto seria si compro acciones de petroleras, así me puedo quedar sin sueldo y sin dividendos. Hemos de invertir pensando con la cabeza y no con el corazón, por muy buena que sea la empresa/sector en el que trabajamos, no debemos de tener ahí jamás una alta parte de nuestro ahorro. Podemos perder el ahorro y el empleo en el mismo mes. Menudo panorama. No estoy diciendo que no se tengan acciones de la empresa en la que se trabaja, no se me vaya a interpretar mal.

Con los dividendos pasa lo mismo, hay mucho listo que me cuenta que si la empresa no reparte dividendos, debe crecer más y paga menos impuestos. Y siempre le respondo lo mismo; sumar, restar, multiplicar y dividir, lo sé hacer desde hace muchos años. Si me quedo sin trabajo en medio de una crisis tengo que vender a precios de miseria porque no tengo dinero. Si tengo dividendos, puedo ir tirando, quizás de mala forma, pero voy tirando y seguramente para arroz, macarrones, unos garbanzos y algo de cerdo me llegue. Luego ya veremos si vendo o no. Claro si soy rico, no tengo estos problemas. Si soy funcionario y no hay riesgo de pérdida de trabajo tampoco. Pero como llegue una inflación alta y tenga todo el dinero en la misma moneda, igual empiezan las tripas a revolverse, de ahí la importancia de diversificar.

Por eso, como siempre, repito, no me cansaré jamás. La inversión se ha de adaptar a vosotros y no vosotros a la inversión. La pasta la ponéis, de forma que se ha de poner donde a uno le interesa y para lo que le interesa. Las acciones os las van a cobrar igual, que sean las que se ajustan a vosotros y a la vida que deseáis, no a la que la sociedad quiere imponer, ni los mitos que nos muestran las series y películas, a lo que nosotros deseamos. Si permitís que otros (banco, expertos, periódicos…) os diseñen vuestro futuro, tenéis muchas probabilidades de que sea más como a ellos les interesa o gusta, que de cómo vosotros deseáis. Hay que dedicar mucho menos tiempo a mirar el ahorro de un céntimo en comisiones, los miles de brokeren-que-puedo-invertir-mi-dinero-a-corto-plazo_76048s que hay, el momento exacto para invertir, para detenerse, reflexionar, pensar sobre lo que nos hace falta y nos conviene. Mirad la calidad de los negocios que queremos comprar, la calidad de las empresas y sus situaciones. El nivel de volatilidad que queremos soportar, los precios máximos que estamos dispuestos a pagar en cada momento. Al final esto es mucho más importante que lo demás, pero increíblemente le dedicamos (todos, que yo no me excluyo) mucho menos tiempo del que sería conveniente.

Me despido hoy dando por finalizada esta época en la que hemos combinado análisis de empresas y artículos de formación/ética, que me ha resultado fascinante y muy enriquecedora. La semana que viene volveremos con el análisis de 2 empresas, incluyendo el desastre de Duro Felguera. He quedado muy contento con los resultados, mucho mejor de lo que en un inicio pensé. No puedo hacer otra cosa que agradecer todas vuestras felicitaciones y apoyos, que hemos ido recibiendo, tanto en los comentarios como en el mail de contacto. Nos emociona que os hayan resultado útiles y hayan sido de vuestro agrado. No puedo pedir más. Sin más hoy os dejo; tonto es el que hace tonterías, mucho cuidado no vayamos a hacerlas nosotros. Mi objetivo, no más de una tontería al año, Mr Gump dice que hay que hacerlas en plural, de forma que si solo hago una, no estoy en la lista. Un saludo y mucha suerte a todos. Como siempre muchas gracias por compartir vuestro tiempo con nosotros.

10 comments to “Tonto es el que hace tonterías”

You can leave a reply or Trackback this post.
  1. Gran artículo! Por mi parte, quiero daros las gracias por el blog; desde que os leo también me centro en acciones de la más alta calidad posible (aunque de vez en cuando aparezca una vocecita que hace que compre acciones normales que estén baratas)

    • ElDividendo

      Hola Joaquín

      No hay de qué, los primeros beneficiados hemos sido nosotros mismos, yo creo que hemos mejorado mucho como inversores. Ahora me llevo las manos a la cabeza por algunas compras que hice pero bueno, al menos todavía soy joven y ya espero no tropezar con la misma piedra. Como bien dices, siempre hay tentaciones cuando alguna empresa cae a plomo. Ojo con ello si no es máxima calidad y si se hace alguna aventura (de vez en cuando tampoco digo que no, a veces hay que dejarse llevar un poco también por esa intuición) siempre y muy importante con una cantidad muy controlada y vigilancia constante.
      Como siempre, muchas gracias por la participación.
      Jon

  2. Gran artículo. Hablando de tonterías, no se si bmw lo sería. Parece un negocio bueno y de marca de prestigio, aunque con poco margen y cíclica.¿ crees que es una buena in versión? Muchas gracias
    Antonio

    • ElDividendo

      Hola Antonio

      Como bien dices es una empresa cíclica. Cierto es también que la marca en este caso tiene un gran valor. Como resumen te diría que dentro de las cíclicas (que aquí no solemos recomendar) es de lo mejor que hay en el mercado si se coge a un buen precio.

      De todas formas, esta empresa en concreto la estamos analizando por petición de uno de vosotros, así que cuando publiquemos el análisis daremos un diagnóstico más certero, de momento en apariencia parece de lo mejorcito que hay dentro de las cíclicas.
      Como siempre, muchas gracias por la participación
      Jon

  3. Lo malo no es hacer tonterías, es no saber que se están haciendo tonterías. Y peor aún es no saber que alguna vez se han hecho tonterías, porque seguro repetiremos.

    Tengo aproximadamente un tercio de mi cartera, ahora mismo un poco menos, invertido en la empresa en la que trabajo. Es algo que tengo que corregir, soy consciente, pero es difícil. Hay una importante ventaja fiscal en en estas compras, por lo que todos los años caen unas pocas (además, no dejo de ver esfuerzos para reducir gastos y ampliar ingresos). Creo que por el momento el dinero está bien invertido, y con unas ganancias importantes nada más comprar.

    Trabajé en otra empresa cotizada hace unos 10 años: me contrataron para la integración de los nuevos activos que estaban comprando, activos que serían rentables desde ese mismo momento. Todavía no estaba interesado en las inversiones, una pena, por que se veían claramente los esfuerzos de la empresa en que los gastos no se elevaran en exceso tras las nuevas compras. Hoy en día la cotización de la empresa se ha multiplicado por 3,5 (y el EBIT por 3). Compré acciones de esta empresa en mis inicios en la bolsa, a un precio genial, pero lo vendí, hace tiempo, no había comprado por las razones adecuadas.

    Aquí fui tonto por comprar, compré porque me parecía una buena empresa, sin haber mirado nada sobre ella. Y fui tonto al vender, vendí por miedo (al menos no perdí dinero, gané algo de hecho). Tontadas de estas he hecho muchas, y hasta hace poco tiempo seguía haciéndolas.

    Un saludo y muchas gracias por vuestro esfuerzo.

    • ElDividendo

      Hola Sergio.

      Tu primer párrafo lo dice todo. Es muy viejo el dicho de que quien no conoce la historia está condenado a repetirla. Lo mismo se puede aplicar aquí. Yo he hecho también tonterías (en plural) y apenas empiezo (apenas paso el cuarto de siglo, todavía espero me queda tiempo). Lo importante es aprender como estamos haciendo en los últimos tiempos e intentar no repetir.

      Sobre lo otro que dices míralo por el otro lado; si tienes 1/3 en la empresa en que trabajas tienes 2/3 en otras (y subiendo). Además, el hecho de que estés intentando diversificar muestra que vas por el buen camino. Si puedes seguir cogiendo acciones de la empresa en que trabajas en condiciones ventajosas, no dejes de hacerlo, es una gran operación, máxime si además la empresa es de calidad. Es diferente coger estas acciones que simplemente comprar acciones de la empresa en que trabajas por desconocimiento del mercado, sin ninguna otra razón. Esto es lo que se debe evitar, y tú sin duda ya lo haces.

      Como siempre, muchas gracias por la participación
      Jon

  4. Muchas gracias por este tipo de artículos. Constituyen la base de la inversión y me gusta mucho leerlos. Equivocarnos en la filosofía con la que debemos invertir nos puede acarrear muchísimos problemas porque es equivocarnos en la construcción de los cimientos inversores que todos debemos tener, por eso los debemos revisar de vez en cuando, al igual que nuestras empresas.

    Saludos y gracias por tus artículos.

    • ElDividendo
      ElDividendo says: 14 marzo, 2016 at 4:05 pm

      Hola Manolo,

      Lo primero pedirte disculpas por la tardanza, desde el ataque spam tuve que tomar medidas contra estos indeseables y la contrapartida es que de muy de vez en cuando, algún comentario real lo “vetan” por dudoso. No me había dado cuenta de ello hasta hoy, no suele ser muy habitual, pero ya ha sucedido antes, de forma que te pido disculpas por adelantado, nunca jamás en esta web una opinión, aportación o razonamiento será censurado, sea como sea siempre que cumpla en educación y respeto.
      Lo que comentas es muy cierto, muchas veces nos ponemos a buscar empresas, brokers… y descuidamos algo tan sencillo y básico como los cimientos de nuestro proyecto. Y hemos de tener en cuenta que nuestra vida cambia, y nuestro proyecto ha de cambiar con ello.
      Un saludo y disculpa la tardanza.
      Gorka

  5. Hola,
    Yo estoy empezando en esto, en esto de la bolsa, porque en lo de las tonterías ya llevo muchos años, y quería agradeceros la página y cada uno de vuestros artículos, yo de momento tengo una cartera bastante diversificada en bolsa española y deseando tras leeros aumentarla en unas cuantas de esas empresas oro, pero qué difícil es pillarlas baratas, en fin, muchas gracias de verdad, y me encanta la gráfica de las lamentaciones. Un saludo.

    • ElDividendo

      Hola Raúl

      Como ya hemos dicho bastantes veces, lo de las tonterías creo que es común en todos los que hemos empezado en este negocio. El que escribe hizo unas pocas, no pasa nada. Una mala tarde, unos cuantos cabezazos a la pared y aprender la lección, que tenemos tiempo y vendrán oportunidades, siempre llegan. Lo que hay que hacer es prepararse y no dejarlas escapar.

      Siempre es bueno diversificar, y si se puede dar el salto al mercado internacional mejor. Las empresas oro son muy buenas, por eso es difícil pillarlas baratas, mucha gente se da cuenta de ello. Pero la ocasión siempre llega, sólo hay que estar alerta (y disponer de efectivo claro). La gráfica de las Lamentaciones fue una idea de mi hermano, a mí también me pareció interesante y por eso la incluimos en los análisis. No obstante, está en proceso de revisión y optimización, esperamos mejorarla, todo llegará.

      Como siempre, un saludo y muchas gracias por la participación.
      Jon